El "Tren" quiere que su hijo siga sus pasos en la MLS

Adolfo Valencia con los MetroStars

Photo Credit: 
Getty Images

Adolfo Valencia jugó por todo el mundo. Desde su natal Colombia hasta la lejana China. Su apodo de “El Tren” no era por sus destinos, sino por la velocidad de sus ataques. El trasatlántico bien pudo ser otro de sus sobrenombres. Uno de sus puertos fue Nueva York, a donde atrancó en 2000 para jugar con el MetroStars de la entonces joven MLS.

Dos temporadas en el equipo neoyorquino, que en 2006 mutó a los actuales Red Bulls, fueron suficientes para demostrar su potencial: 30 goles en dos temporadas y un récord de 16 en una sola que pudo ser roto hasta enero de 2010 por un compatriota suyo, Juan Pablo Ángel.

El suyo fue un paso glorioso por la MLS de esos años y no duda en afirmar que si su hijo, José Adolfo Valencia, el “Trencito”, recibe la oportunidad de jugar en la MLS, triunfará; por eso no debe dejar pasarla.

“Él es un joven que tiene mucho futuro, mucho que aprender y hay que tener un poco de paciencia. Si él llega a conocer ese fútbol, seguro que puede figurar como lo hizo su padre: yo jugué dos temporadas y metí 30 goles, y creo que mi hijo puede triunfar allá, siempre y cuando vaya con un entrenador que lo ponga y le de oportunidades”, dijo Valencia padre desde Bogotá, Colombia.

La semana pasada el nombre de Valencia Jr. comenzó a sonar en los ámbitos emeleseros, y todo comenzó desde la misma directiva de los Portland Timbers, siguió en las oficinas del Independiente de Santa Fe, donde ahora milita el jugador, y continuó en los mismos labios de José Adolfo, quien reconoció los acercamientos.

Ahora, su padre lo ratifica y no sólo eso, sino que lo anima a que se vaya.

“En lo futbolístico la liga está muy bien; en lo personal el trato que me dio siempre fue muy bueno, por eso le he aconsejado a mi hijo que si se le brinda la oportunidad, que no lo piense dos veces, que vaya, porque es una liga muy buena”.

La época del Tren en la MLS fue sin duda una de las más brillantes del equipo. Pudo compartir cancha con íconos del futbol estadounidense como Tab Ramos y Clint Mathis, entre otros. Su recuerdo es indeleble al grado de que la afición lo recuerda con cariño, dice, pues en 2010 fue elegido en uno de los equipos ideales en la historia del club.

Por eso le provoca emoción la idea de que su hijo juegue aquí y así poder visitarlo y regresar a la ciudad de donde guarda mejores recuerdos.

Además, sabe que con el nivel que la MLS ha alcanzado ahora, podría convertirse en un buen trampolín para su carrera.

“(La MLS) está evolucionando, cada día hay jugadores muy importantes; yo la sigo, acabo de ver el título del Galaxy y es un torneo muy interesante. Me gustaría que (Jose Adolfo) cambie un poco de aires, aunque en Santa Fe lo han tratado muy bien, pero me gustaría que madurara un poco más”.

El “Tren” aclaró que su hijo tiene contrato con el Santa Fe hasta diciembre próximo, y mientras tanto está concentrado en la Liguilla por el título, así que si se llega a un acuerdo se daría a conocer hasta que el club terminé su participación en el torneo.