Beckham aguanta lesión para ganar la Copa MLS

CARSON, Calif. – La verdad sobre el estado físico de David Beckham finalmente salió a la luz, pero se tuvo que esperar hasta el final de la Copa MLS para que el jugador reconociera sus problemas físicos.

Luego de perderse dos sesiones de práctica antes de jugar la final ante Houston Dynamo, la estrella del L.A. Galaxy aseguró que se encontraba listo para jugar, y a pesar que jugó, se notó claramente que cargaba con una molestia.

“Me sentí un poco incómodo pero con un poco de champaña y cerveza ya estoy bien”, dijo alegremente Beckham tras culminar el partido en el que el Galaxy levantó su primera Copa MLS luego de ganarle al Dynamo por 1-0 en el Home Depot Center.

“Sufrí una molestia en el tendón de mi muslo el martes”, reveló Beckham, quien añadió entre risas que sufrió “un pequeño resfriado el miércoles”,  haciendo referencia a la excusa que dio sobre su condición antes de jugar el crucial partido.

“Lo tuve, nadie estaba mintiendo”, aseguró. “Si era algo que me tenía decepcionado porque después de jugar partidos muy duros en nueve días me sentí muy bien ese martes, pero después tuve ese problema en mi tendón”.

Aun con lesiones y con resfriados, la estrella inglesa del Galaxy consiguió jugar los 90 minutos de la final, lo cual hizo de forma excelente nuevamente, algo que emocionalmente motivó a sus compañeros, incluyendo a Landon Donovan, quien fue nombrado como el Jugador Más Valioso de la Copa MLS.

“La manera como David se ha mantenido jugando a pesar lesiones muy serias en las últimas semanas me ha inspirado mucho y creo que nos forzó a muchos a seguir adelante”, dijo Donovan. “Después de todos los partidos estábamos cansados y físicamente acabados pero fue algo muy motivador”.

Ahora con el partido terminado, y con la Copa MLS en su poderío, Beckham y su equipo pueden mirar al espejo retrovisor del 2011 con tranquilidad y orgullo, sabiendo que fue el sacrificio y la determinación de enfrentar adversidades las que les mereció el título.

“Tuvimos lesiones, pero jugamos a pesar de ellas”, dijo Beckham. “Pero tendremos una gran noche esta noche”.

“Somos el Galaxy, somos el mejor equipo de este país y estamos orgullosos de eso”, continuó.  “Houston jugó muy bien y sabíamos desde el comienzo que sería difícil, pero les tengo mucho respeto, pero esta noche voy a disfrutar de esto”.

Con la temporada 2011 ya terminada, Beckham sabe que lo único que le queda por delante es decidir su futuro. El famoso mediocampista terminó su última temporada de un contrato de cinco años con el Galaxy de la mejor manera, pero ahora queda el interrogante, ¿regresará para el 2012 o cerrara su aventura MLSera?

“En Manchester United tuve el placer de levantar un trofeo casi en todas mis temporadas, en Real Madrid ganamos en mi último año y aquí lo he ganado en mi quinto año, pero lo dije antes, por ahora tengo que sentarme, descansar y relajarme y después decidir”, dijo Beckham.

“He hablado algunas veces en pasado pero eso no significa que no vaya a regresar, al final de todo tengo que decidir qué es lo mejor para el club y que es lo mejor para mi familia y veremos, pero ha sido cinco años sensacionales”, concluyó.