Camaradería Naranja

CARSON, Calif.- El nerviosismo y ansiedad propias de un partido de final de temporada parecen ser dos objetos con el que Houston Dynamo no pretende lidiar.

A pocas horas del duelo crucial ante L.A. Galaxy, que coronará al campeón de la MLS 2011, el ambiente entres los jugadores y cuerpo técnico del cuadro naranja es de camaradería total, tranquilidad un tanto sorpresiva, y porque no, relajación absoluta.

“Es un ambiente muy bonito, emotivo por estar aquí, ustedes lo vieron”, dijo el delantero hondureño Carlo  Costly tras el entrenamiento del viernes. “Ansiosos porque ya empiece la gran final”.

Esta fórmula armoniosa y de “cero presiones” parece haberle dado buenos frutos al DT Dominic Kinnear en los últimos tres meses de la temporada, donde el Dynamo pegó su repunte para convertirse en el cuadro arrollador que hoy está en la final. Pues es la tónica que se ha mantenido desde el último tramo de la campaña regular, en los Playoffs y ahora en la  Copa MLS…. Pero, ¿Por qué hay tanta confianza?

“Sabemos de las capacidades de cada uno”, precisó Costly. 

El sábado, ese mismo sentimiento de compañerismo y concentración se mantuvo en la última sesión de entrenamiento antes de la Gran Final. Costly se vio certero durante toda la práctica, poniendo riflazos en el fondo de la red. El atacante catracho llega a la Copa MLS con una motivación especial, habiendo perdido una final cuando se encontraba en Polonia con el club Bełchatów, con quienes estuvo cerca de levantar un título que nunca se materializó en 2007. Esta vez, Costly sabe la vida le está dando una oportunidad de reivindicarse con sí mismo.

“En Polonia las cosas no se dieron no sé por qué, pero ahora estamos a un pasito ahora de la Copa y significa mucho, para mí, para mi familia y para toda la afición de Houston”, dijo el hondureño.

Para lograrlo, esa camaradería que ha logrado experimentar el Dynamo será crucial, algo que el director técnico de Houston, Dominic Kinnear, planeó desde el comienzo, reconociendo que esa es la mejor manera de manejar las presiones de jugar una final.

“Nos sentimos muy bien, los muchachos han estado disfrutando los entrenamientos, ayer fue un buen día para nosotros y hoy fue un día normal”, dijo el DT. “Se puede ver de lejos que la concentración está ahí y de ninguna manera consideramos que será fácil”.

Kinnear probablemente alineará una formación de 4-4-2, en la que será probablemente será incluido en defensa el jamaiquino Jermaine Taylor, quien también se vio muy activo durante la última sesión de práctica de los naranjas. Con esa alineación, Kinnear planea contrarrestar la formación de Bruce Arena, quien es conocido por tener esa misma táctica simple.

“Pienso que Bruce es un tipo sólido con su 4-4-2 y los jugadores que tienen en reserva le han funcionado. Lo descifraremos todo en los primeros cinco minutos del partido y lo tomaremos desde ahí”, dijo Kinnear. “Ese equipo no es solo [David] Beckham, [Landon] Donovan o [Robbie] Keane… Mike Magee está ahí y otros también, que pueden ser muy peligrosos”.

La Gran Final tomará lugar este domingo a partir de las 9 pm ET y será transmitida en vivo por Galavisión, ESPN y TSN2.