Dwayne De Rosario: El Jugador Más Valioso de la MLS

CARSON, Calif. – Los premios individuales para cualquier deportista con siempre un motivo de enorgullecimiento. Sin embargo, el fútbol es un deporte de equipo y como tal, los reconocimientos grupales tienen más peso para los jugadores.

Así lo dijo el experimentado volante Dwayne de Rosario, quien el viernes aceptó el premio al Jugador Más Valioso de la MLS 2011, el reconocimiento más prestigioso a nivel individual en la liga. A pesar del gran honor que le representa ser el MVP, De Rosario, quien no alcanzó a poner al D.C. United en la postemporada, aseguró que un premio grupal lo tendría más contento.

“Si pudiera cambiar este premio por la oportunidad de jugar este domingo, no lo dudaría un segundo, porque conozco el sentimiento de estar en la Gran Final”, dijo De Rosario durante la ceremonia de condecoración en el Home Depot Center. “Los medios, la algarabía, la importancia del juego, es un sentimiento personal pero es uno que se comparte con todo el equipo, con la afición y con la comunidad”.

Sin embargo, De Rosario reconoció su gran sentimiento de felicidad al ser reconocido como el mejor de la liga.

“Realmente nunca jugué para lograr éxitos personales, juego para lograr éxitos en el equipo y salir campeón, pero esta cosas llegan y lo recibo humildemente, pero lo veo como nada más que un premio a un jugador que trabajó  duro y que dio su 100 por ciento al equipo para el que juega”, expresó.

Esa felicidad se hace aún más especial cuando se toma en cuenta que fueron los jugadores de la MLS quienes votaron con el mayor porcentaje por él, en comparación a los medios de prensa y directivos que votaron para elegir al MVP este año.

“Es un respeto mutuo”, dijo “DeRo” sobre aquellos jugadores.   “Soy un fan de la liga y tener ese respeto por parte de los jugadores es un sentimiento especial”.

Hablando de esos jugadores, De Rosario aprovechó la oportunidad para felicitar a los otros candidatos al premio, Brek Shea de FC Dallas y Brad Davis de Houston Dynamo, este último quien se perderá la Copa MLS este domingo por lesión.

“Brek Shea es el futuro de la MLS, y Brad Davis ha tenido una excelente carrera y un buen año”, dijo el volante. “Quiero felicitarlos”.

De Rosario tuvo una temporada estelar, ganando el Botín de Oro de la MLS con 16 goles, los cuales anotó con Toronto FC, New York Red Bulls y D.C. United, en una temporada llena de incertidumbres por sus rápidos traspasos de equipo a equipo. No obstante, en D.C. el canadiense logró encontrar un hogar.

“Estoy muy feliz en donde estoy en D.C.”, dijo De Rosario. “Tengo una gran relación con la organización y hay mucho respeto. Estoy muy confortable ahí… ahora la meta es poner otra estrella en esa camiseta porque D.C. es un club de mucha historia y tenemos que llevarlos de vuelta a eso”.

Su traspaso al D.C. United después de pasar tan solo 80 días con los New York Red Bulls dejó sorprendido a más de uno, y también dejó el interrogante de lo que hubiera sido de su año si se hubiese quedado con los taurinos.

“No lo puedo decir, era un equipo diferente”, dijo De Rosario al respecto. “Ellos tienen jugadores muy buenos y cuando estuve allá los números hablaron por si solos. Atacamos mucho pero también nos dejamos meter goles. Pienso que lo goles hubieran llegado”.

Ahora, consagrado como el mejor de la MLS, el canadiense se enfocará en darle a D.C. United las alegrías que solían tener años atrás, pero le tocara esperar. Por ahora, solo le queda ver la Copa MLS entre L.A. Galaxy y Houston Dynamo desde afuera.

“Me hubiera encantado estar ahí el domingo”, concluyó.