Galaxy no se confía por la ventaja

CARSON, Calif. – El L.A. Galaxy cerró sus entrenamientos de cara al segundo capítulo de la serie de Semifinales ante los New York Red Bulls, a jugarse este jueves en el Home Depot Center. El ganador será finalista en la Conferencia del Oeste.

Tanto el DT Bruce Arena como sus jugadores, a pesar de tener ventaja de 1-0, han decidido tomar las cosas con calma y saben que los Red Bulls vendrán a arriesgar porque el empate no les sirve, por lo que los angelinos esperan 90 minutos más fuertes e intensos que los que se vivieron en Nueva York.

"Espero un partido muy cerrado", dijo Bruce Arena. "Siento que va a ser muy importante quien logre anotar el primer gol, eso será fundamental y espero que sea el Galaxy quien lo consiga, pero nada está definido”.

Así mismo, el capitán Landon Donovan asegura que los siguientes 90 minutos ante los Red Bulls significan prácticamente todo para ambos equipos.

"Mañana todos vamos a jugar con mas intensidad, sabemos que nos estamos jugando la temporada en 90 minutos", dijo Donovan. "Yo he estado acá siete años y se dé la importancia del partido, la gente quiere vernos en la gran final, pero los Red Bulls también saben ganar jugando de visitantes, así que debemos estar preparados si queremos avanzar".

Por su parte, el denfesa Sean Franklin dijo que la ventaja de un gol no asegura nada y por eso el Galaxy tiene que salir a definir la serie desde el primer minuto.

"Tenemos que ser inteligentes, tenemos una ventaja pero es mínima, no podemos de ninguna manera darles la iniciativa, darles la pelota y nosotros quedarnos viendo a ver que van a hacer los Red Bulls", dijo Franklin. 

"Queremos salir a presionarlos, jugar bien y concretar nuestras oportunidades, Red Bulls van a estar encima de nosotros, pero tenemos que ser sólidos a la hora de defender, tenemos que salir bien conectados y sobre todo concentrados", agregó.

Franklin se ha ganado un lugar especial en el Galaxy y en los aficionados, este año logro ser nominado para el Partido de las Estrellas de la MLS y ahora sueña con estar en la gran final, pero también reconoce que el rival en turno es muy peligroso y sobre todo entiende que al francés Thierry Henry no se le puede dar ninguna libertad. 

"Este ha sido un gran año para el club, poco a poco hemos ido logrando los objetivos, todos queremos llegar a la final, pero primero tenemos que pensar en ganar esta fase”, expresó.  “Thierry Henry es un jugador muy talentoso, pero no solo a la hora de definir, es un jugador que crea peligro y hace jugar a sus compañeros, debemos tener mucho cuidado con él y Luke (Rodgers), que es un toro dentro de la cancha. Seguramente va a salir a luchar los 90 minutos… va a ser un gran partido”.