Real Salt Lake afronta la Liguilla con su plantel completo

El Real Salt Lake se está tomando con mucha seriedad y confianza el inicio de la postemporada. Tras un año complicado, “el más difícil” como reconoció su técnico Jason Kreis, de constantes subidas y bajadas de rendimiento y de resultados, el plantel de Utah lo afronta con muchas ganas y manteniendo la fe en sus posibilidades.

El representativo de Utah puede presumir de ser la única franquicia, junto a Columbus Crew, en clasificar durante cuatro temporadas consecutivas a la postemporada. Eso es debido a que el grupo fundamental del equipo lleva juntos durante todo ese tiempo, y de forma exitosa.

El problema es que este año las lesiones, suspensiones y convocatorias internaciones, les ha hecho que sólo en los dos primeros meses pudieran estar todos juntos. Por tanto, todos valoran muy positivo la vuelta de Tony Beltrán al entrenamiento de este martes, así como la vuelta de su capitán Kyle Beckerman tras cumplir los tres partidos de suspensión.

“Kyle para nosotros es un referente. Es una pieza fundamental en el equipo, que nos da cohesión y seguridad en nuestro juego. Ya hace cinco meses que no puedo jugar con él, y estoy deseando hacerlo este sábado”, dijo Javier Morales.

"Teniendo en cuenta lo que hemos vivido a través de toda la temporada, con altas y bajas, las lesiones, las adversidades que hemos enfrentado, tenemos un chip grande de presión en el hombro que nos conduce a esta serie, y creo que eso es cuando solemos estar mejor. Sabemos lo que está en juego, y la espalda está contra la pared", dijo el defensa Nat Borchers.

Todos los integrantes de la plantilla saben que no han llegado en su mejor momento. Son conscientes que la serie final de los últimos seis encuentros donde no han podido ganar, con cuatro derrotas y dos empates, no son buenos números. Pero todos coinciden en que el equipo monarca responde mejor cuando está contra las cuerdas, aunque sea una gran incógnita su rendimiento en estos momentos.

 “Para mí esa es una pregunta que se responde en el campo. No sé cómo va a afectar a nuestros jugadores. Les hice la misma pregunta a ellos”, dijo Kreis en la conferencia telefónica con los medios de prensa este miércoles.

“Para muchos equipos no conseguir una victoria en sus últimos seis partidos de cara a los Playoffs significaría fatalidad y pesimismo. Para mí, nuestro equipo ha tenido dos resultados muy positivos consecutivos. En uno se consiguió el resultado exacto que buscábamos (Colorado Rapids), y el otro cuando nos quedamos dormidos durante 15 segundos y no obtuvimos el resultado que buscábamos (empate ante Portland Timbers)”.

“Y luego se agrega de otra parte que recuperamos jugadores sanos y disponibles, y que regresan de suspensiones, y creo que tenemos un grupo que deben dirigirse a este con una mentalidad positiva. Si estamos lo suficientemente maduro y si creemos en nosotros mismos lo suficiente, tenemos el control sobre cómo lo afrontaremos", indicó el DT monarca.

Los éxitos y fracasos del RSL en los Playoffs de los últimos tres años es una prueba clara de que el conjunto de Utah se crece en las adversidades, y no le va lo de ser nombrado favorito.

En 2008, el Real Salt Lake era favorito ante Chivas USA en sus dos partidos de la serie semifinal, pero avanzó de forma muy apurada por el global de 3-2. Después se encontró con Nueva York en la final de la Conferencia Oeste en el nuevo Estadio Rio Tinto, en el que todos le daban como claro favorito; aunque RSL dominaría el juego, perdió 1-0.

En 2009, nadie apostaba por el RSL en el partido contra el mejor equipo del año, ganador de la Liga regular, Columbus Crew, pero los de Utah ganaron por el global 4-2. En la siguiente ronda, Final del Este, la mayoría pensó Chicago iba a ganar, pero RSL avanzado en los penaltis. Real tampoco era el favorito en la final de la MLS 2009 contra L.A. Galaxy; y, una vez más, aceptado el papel de no favorito y se impuso en los penaltis.

"Por desgracia, parece que nuestro equipo le gusta tener la espalda contra la pared. Eso es lo que hace que funcione", dijo el defensa Robbie Russell, que ha jugado en los nueve partidos de Playoffs que el RSL ha disputado en las últimas tres temporadas.

El pasado año,  el Real Salt Lake terminó la temporada regular con una racha de 14 partidos invictos, y era el claro favorito de cara a su serie semifinal de la Conferencia Oeste ante el FC Dallas. Cayó en el primer partido  en Dallas, con expulsión de Morales,  y no pudo compensar la diferencia en el partido de vuelta en el Estadio Rio Tinto.

El técnico monarca es el primero en admitir que Seattle es el favorito para esta semifinal, señalando que “tienen los puntos que lo demuestran. Creo que Seattle es mejor equipo que nosotros ahora mismo. Pero, por otra parte, hemos estado en esta situación, con este grupo muchas veces antes, y creo que es algo que todos los equipos deportivos buscan como mejorar”.