Sporting Kansas City se toma la Conferencia del Este

Sporting celebra el liderato

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, DC.- Mientras que la música a todo volumen retumbaba en el vestuario del Sporting de Kansas City en celebración del primer lugar de la Conferencia del Este, los latinoamericanos Omar Bravo, de México, y el mediocampista hondureño Roger Espinoza, afirmaron a FutbolMLS.com que esa fue siempre la meta con la que salieron al terreno del Estadio RFK frente al D.C. United.

“En cuatro años que llevo aquí en la MLS nunca había quedado en primer lugar y hoy estoy feliz”, dijo Espinoza. “Al principio el partido se nos hizo un poco difícil, D.C. no tenía nada que perder y a veces uno juega mejor así. Salimos victoriosos y estamos muy alegres como se evidencia claramente en este vestuario”, agregó el mediocampista.

Ciertamente el D.C. United salió al terreno muy suelto, jugando un fútbol más atractivo y obviamente liberado de toda presión, al punto que tuvo claras oportunidades de gol, sobretodo en la primera fracción.

“Tienen un gran talento en sus jóvenes y hay gente aquí que tiene mucha dinámica en la zona media que siempre trata de capitalizar De Rosario en la punta. No las puso difícil como siempre pero supimos manejar los tiempos del partido y eso nos ayudó mucho”, agregó el volante catracho.

El gol se produjo al minuto 54, en una jugada que inició Kei Kamara cuando estrelló un remate de cabeza del palo de la portería defendida por Bill Hamid. En el rebote el balón le quedó en los pies a Austin Da Luz pero éste se quedó parado y no fue capaz de despejar para que llegara el defensor Matt Besler, quien había bajado a ayudar en la ofensiva, para rematar cruzado y enviar el balón al fondo de la red para el 1-0.

Consultado Espinoza sobre la clave para lograr esta excelente figuración en la primera etapa de la liga opino que fue “el trabajo de todos” porque hay jugadores como Omar Bravo, Julio César e incluso Collin que vienen de ligas muy diferentes y creo que ellos pudieron incorporarse muy rápido al equipo”.

Con el triunfo ante el United, Kansas City llegó a 51 puntos para asegurar un valioso primer lugar porque le da el derecho a jugar los partidos de vuelta de las semifinales en su sede del Livestrong Sporting Park.

“Creo que todos los equipos en la MLS buscan eso porque en casa uno juega mejor y en nuestro caso la gente nos ha levantado los ánimos mucho más y ahí es donde vamos a cerrar esa ronda. Nuestro estadio es de otro nivel y ahí la verdad es que nos sentimos muy bien.

El catracho dijo que en cuanto a su actuación personal “mejoró mucho’ debido a la confianza que le dio el técnico Peter Vermes y en cuanto a lo colectivo asegura que “sí hay equipo para aspirar al campeonato porque al principio de temporada nadie creyó en ellos y supieron responder” especialmente por perder nueve de sus primeros diez encuentros.

Omar Bravo coincidió con su compañero al señalar que “la actitud que mostraron en su sede de Livestrong y los partidos que pudieron ganar de visitantes les dieron la solvencia necesaria para terminar de líderes de la Conferencia.

“Soy un privilegiado, es un honor haber venido a este equipo y esta liga y ser un referente para mis compañeros. Estamos muy contentos pero todavía nos faltan unos veinte días para poder estar en Los Ángeles (Copa MLS) que es nuestro sueño y considero que hay talento joven y muchos deseos de trascender”, acotó Bravo mientras recibía las felicitaciones y abrazos de sus compañeros.

Bravo recordó que tuvieron muchos problemas en la primera vuelta con los lesionados y las derrotas como visitantes y destacó que “ésta en una liga muy competitiva y cualquiera le puede pegar a cualquiera”, en relación a los emparejamientos que se puedan dar para las semifinales.

“Para ser campeones hay que superar a cualquiera”, dijo Bravo y elogió la actitud del DC United que aún estando eliminado salió a defender su condición de local.

“Son un buen equipo, no le salieron bien las cosas hoy y nosotros aprovechamos las oportunidades para tener mayor posesión de pelota y ahí estuvo la clave”, concluyó Bravo.