RSL necesita ganar para evitar el repechaje

Real Salt Lake beat New England 2-0.

Photo Credit: 
Getty Images

Real Salt Lake afrontará el último partido de la fase regular en su estadio Río Tinto este sábado, a las 9 pm ET ante Portland Timbers con la necesidad de ganar para evitar tener que jugar un partido de repechaje, mantener la tercera posición en la Conferencia Oeste y no tener que esperar a lo que pueda hacer FC Dallas – que está con los mismos 52 puntos – en San José ante los Earthquakes.

Los debutantes Timbers llegan al encuentro ya sin ningún objetivo, tras la victoria de los New York Red Bulls por 1-0 frente al Philadelphia Unión este jueves, que les deja fuera de la postemporada. De poco les sirvió el empate que arañaron en la capital federal ante el D.C. United (1-1) en la noche del miércoles, y que les dejaba todavía vivos.

El representativo de Utah puede al fin estar cerca de poner su mejor once en el campo, con mayor profundidad  y calidad en sus bandas, aunque no se completará hasta que no se juegue el primer partido de Playoffs, bien como tercero o como primer comodín, cuando el capitán Kyle Beckerman regrese a la alineación titular tras su dura suspensión de tres partidos.

Tony Beltrán, Will Johnson y Ned Grabavoy están cerca de volver de sus pesadas lesiones musculares en las piernas. Chris Wingert sigue jugando con su fractura de muñeca ya reparada, mientras Javier Morales no está todavía al ciento por ciento.

Esto no había ocurrido por mucho tiempo, y pronto RSL será el mismo equipo que comenzó muy bien la temporada.

"Jugadores como Will, Tony o yo... todo el mundo está de vuelta, y nos sentimos mejor acerca de eso. Javier ha estado de nuevo, y ha jugado unos pocos partidos de 90 minutos. Es frustrante conseguir que todos nos podamos sentir tan bien como sea posible", dijo Grabavoy. 

El técnico Jason Kreis no puede esperar a la rara oportunidad de realmente tener opciones para elegir. "Por supuesto, nos gustaría tener a todos saludables para algunos partidos de entrada a los Playoffs, no sólo para este primer partido. Vamos a elegir los que mejor puedan estar", dijo el DT monarca.

La discusión que esta semana se ha generado en algunos medios y en el entorno de del club de Salt Lake sobre la conveniencia de preferir la vía del comodín para llegar a la final enfrentando a los equipos de la Conferencia Este, como hicieran los dos últimos campeones de la MLS (tanto el propio RSL en 2009, como Colorado Rapids en 2010), quedó claramente descartado por Jason Kreis.

"No creo que (los aficionados) verían correcta esa circunstancia, si se diera el caso. Pero nunca hay una certeza sobre eso, y tenemos que tener una mentalidad ganadora. Así que para mí, tenemos que ganar, no sólo para reclamar el tercer lugar y una ocasión muy, muy buena de conseguir un puesto en la CONCACAF, sino también tenemos que ganar para conseguirlo con la actitud correcta, ganadora, de entrar en los Playoffs", dijo Kreis.

Dicho esto, el récord del Real Salt Lake en contra de los cinco equipos en contienda del Este no genera tampoco mucha confianza. El Real tiene un 4-4-2, con victorias en casa en Kansas City, Filadelfia y Nueva York, al que se le ganó también en su campo.

Sobre la sequía goleadora del equipo, con sólo dos goles en los últimos cinco partidos, Kreis no se muestra muy preocupado. “Era muy importante reconstruir el equipo desde el trabajo ético en defensa, y eso lo hemos conseguido ante Colorado. Ahora ya tenemos a Fabián (Espíndola), a Javi (Morales), y a (Álvaro) Saborío jugando juntos por fin, y no tengo dudas que generarán las oportunidades que necesitamos”.

La alineación previsible podría estar conformada por el once estelar del RSL, salvo la entrada del cubano Yordany Álvarez por Beckerman en la posición de pivote defensivo. Es decir, Nick Rimando en la portería, con Jamison Olave y Nat Borchers en el eje central de la defensa, y los laterales para Tony Beltrán (Robbie Russell) y Chris Wingert. En media cancha el habitual rombo, con Yordany Álvarez, Andy Williams (o Ned Grabavoy), Will Johnson y Javi Morales; y arriba Espíndola y Saborío.