La defensa fue la clave de la clasificación de los Red Bulls

HARRISON, N.J. – Después de mucho sube y baja, de lesiones, de buenas y malas rachas prolongadas, los New York Red Bulls finalmente aseguraron su pase a la gran fiesta de la MLS: los Playoffs.

Un sufrido triunfo de 1-0 sobre el escolta de la Conferencia Este, el Philadelphia Union, este jueves le dio al equipo taurino el derecho de adjudicarse una plaza de comodín en la postemporada.

Un triunfo que se dio con un gol de Dane Richards y la ayuda no intencional  del portero del Union, Faryd Mondragón, al minuto 7 que abrió el camino para el festejo. A los pupilos de Hans Backe les bastaba el empate, pero la fortuna estuvo de su lado y se llevaron tres puntos al final. Esto por supuesto que deja satisfecho a todo el mundo en el entorno neoyorquino, en especial al DT Backe, que les dio todo el crédito a sus dirigidos por la forma en que se entregaron para lograr el resultado.

“Cada juego en esta liga es diferente. Hicimos lo que teníamos que hacer para ganar”, dijo Backe tras el partido. “Cada quien hizo su trabajo, Luke (Rodgers), (Dane) Richards. En este juego hubo poco margen para errores”.

Y es que Nueva York hizo un papel decoroso en el aspecto táctico, controlando y distribuyendo bien el balón para los peligrosos y rápidos delanteros Rodgers y Ridchards, quienes fueron un verdadero dolor de cabeza para la zaga del Union. De hecho, el gol vino tras un cabezazo de Richards que rebotó primero en el poste izquierdo y luego en la espalda de Mondragón.

También hay que destacar que el equipo se apoyó otra vez en su sólida defensa, comandada por el inagotable noruego Jan Gunnar Solli, que sin embargo no quiso llevarse solo los elogios.

“Eso era lo que necesitábamos hacer. Nuestra primera mitad hoy (el jueves) y la lucha que hicimos durante la segunda mitad. Creamos muchas oportunidades. No creo que ellos tuvieron un gran chance de hacer gol. De igual manera, pudimos aguantar y todo el mundo está feliz”, comentó el jugador escandinavo.

“Se hizo un esfuerzo en equipo. Pienso que el medio campo estuvo muy bien, el trabajo que hicieron arriba, especialmente en la parte defensiva. En general, fue una buena actuación.”,  añadió Solli.

Para jugadores como Tim Ream, uno de los pilares en la zaga, defensivamente fue uno de los mejores que ha hecho su equipo a lo largo de la temporada al extremo de que en la primera mitad Philadelphia apenas realizó un disparo – en el minuto 30- al arco del portero Frank Rost.

“Creo que definitivamente fue el [partido] más completo. Sus únicas oportunidades fueron desde 20 o 25 yardas y esos disparos fueron manejados con suma facilidad”, señaló el seleccionado de Estados Unidos.

En definitiva Red Bulls le puso empeño al juego, tenían que hacerlo para poder vencer a un rival de mucha solidez como el Union y asegurase su lugar en la lucha por la Copa MLS 2011.