Michael Hoyos aun piensa en los Estados Unidos

Michael Hoyos

Photo Credit: 
Getty Images

Su presente está con Argentina y este miércoles ante Brasil comenzará a emprender su camino en busca del oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Sin embargo, Michael Ryan Hoyos todavía deja abierto el juego a futuro para representar a los Estados Unidos.

Si bien reconoce no haber tenido contacto con la federación estadounidense en el último tiempo, el volante nacido hace 20 años en Orange County, California, y de padres argentinos, aún no se manifiesta del todo convencido para pelear por un lugar en la Selección argentina absoluta o aceptar una eventual convocatoria del equipo norteamericano.

“Es difícil pensar a futuro porque no sabes qué puede pasar. Todavía no he tomado una decisión definitiva sobre eso y no descarto nada”, se sinceró el talentoso jugador de Estudiantes de La Plata. Asimismo, Hoyos dijo que “ahora estoy pensando en Argentina y siento orgullo de estar en una de las mejores selecciones del mundo”.

Más allá de una carrera futbolística que de inicio le ha dado un título (Apertura 2010) con Estudiantes y la chance de ser el “10” del seleccionado argentino Sub-20 en el Torneo Sudamericano de Perú a principios de año, El Gringo ha empezado a echar raíces en la tierra natal de sus padres.

A su corta edad, Hoyos ya ha formado familia con Karen, su mujer, y el pequeño Ryan, quien en noviembre cumplirá su primer año de vida. “Haber tenido a mi hijo me cambió para bien la forma de pensar y me hizo madurar muchísimo”, expresó.

El oro y el barro

La tarde del pasado 3 de abril marcó la derrota de Estudiantes de La Plata ante Boca Juniors por 2 a 1 y horas más tarde, Hoyos sería noticia tras impactar su auto contra un árbol cuando retornaba a su casa. Más de dos semanas, el jugador estuvo internado en un hospital y pasaron algunas más para que se reencontrara con la pelota.

“La primera semana estuve inconsciente en terapia intensiva y no me acuerdo de nada. No muchas veces otros podrían contar lo que me pasó, por eso tomé el accidente para aprender y para que no me vuelva a ocurrir”, relató.

Mientras Hoyos se recuperaba, el tiempo jugaba su partido y el Mundial Sub-20 en Colombia pasó ante sus ojos con Argentina eliminada en cuartos de final. “No me desanimé por perderme el Mundial; sabía que sería muy difícil llegar, pero seguí entrenando porque quería estar bien y volver a jugar pronto”, cuenta el mediocampista.

Aquel accidente que había conspirado contra el sueño mundialista de Hoyos y también lo hizo con su plan de afianzarse en Estudiantes. Hoy por hoy, El Gringo se encuentra relegado en la consideración del técnico Miguel Angel Russo, pero en la Reserva del conjunto platense dice haberse reencontrado con su juego.

“Puede ser que me hayan faltado oportunidades, pero se que soy joven y espero tener más posibilidades de jugar y si no es acá en Estudiantes será en otro lado. Ahora recuperé mi nivel y me toca ir con la Selección a otro torneo importante en México”, manifiesta quien en el último mercado de pases fue sondeado por Benfica de Portugal.

En los Juegos Panamericanos de Guadalajara, la Argentina integra el Grupo B con Cuba, Costa Rica y Brasil, su primer rival en el certamen este miércoles. “Será complicado arrancar con Brasil. Si bien todos los partidos son difíciles, es algo raro comenzar contra ellos y ahora no nos cruzaríamos más hasta la final. Es el clásico sudamericano y nos servirá para ver cómo estamos y las chances de ganar el torneo. Sin dudas será un lindo desafío”, subrayó Hoyos.

“Esperamos coronarnos con el título en los Panamericanos y que nos vaya bien a todos porque siempre es muy importante vestir la camiseta de esta Selección”, finalizó El Gringo, quien ahora sueña ser un Pibe de Oro.