Mondragón regresa al Union justo a tiempo

CHESTER, Pa. – Al portero de Philadelphia Union Faryd Mondragón le tomó un buen momento pensar en la palabra que buscaba para describir perfectamente sus sentimientos acerca de su regreso a la alineación inicial de su equipo el sábado pasado.

Escalofríos.

“Lo he estado diciendo todo este tiempo, tenemos una afición increíble”, dijo Mondragón, quien se perdió siete partidos seguidos por una fractura de dedo.

“Nos hacen sentir en casa realmente. Solamente tengo palabras de gratitud hacia los fans y espero poder seguirles dando alegrías”, agregó.

Los escalofríos fueron sentidos por el colombiano poco antes del pitazo inicial del partido entre el Union y Toronto FC, cuando vio una bandera inmensa con su nombre en ella en la sección de fans del PPL Park.

En su primer partido desde el 3 septiembre, el guardameta de 40 años de edad le ayudó al Union a sacar un empate por 1-1 ante Toronto, con lo que su equipo se clasificó a los Playoffs rumbo a la Copa MLS.

Tras la culminación del encuentro, Mondragon se dirigió hacia sus aficionados antes de pasarle el micrófono a su joven hijo de cinco año, Paulo, quien emocionó a la afición al cantar el himno de la barra del club, la cual es una canción que el club pone cada vez que el Union anota un gol en su estadio.

“El me sorprende todos los días con esto”, dijo Mondragón sobre su hijo. “Es una de esas cosas que hace que yo quiera seguir jugando por muchos años más – porque el realmente lo disfruta y es un gran aficionado del Union. Estoy muy contento de que haya podido expresar eso a los aficionados”.

A pesar de la emoción y algarabía, también era importante que Mondragón jugara el sábado para acomodarse nuevamente en su posición de cara a la postemporada. El arquero colombiano no tuvo mucha presión por parte de Toronto ya que solamente tuvo que detener dos disparos leves, y aunque fue vencido por el delantero Ryan Johnson, el portero se vio cómodo en su línea.

“Pienso que él necesitaba ese partido”, dijo el DT del Union Peter Nowak. “No es fácil cambiar velocidades. Él necesita familiarizarse con la defensa, y pienso que este fue un buen partido para él”.