D.C. United en control de su destino

Dwayne De Rosario has fit right in at DC

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, D.C.— El D.C. United enfrentará el sábado al Chicago Fire en el primero de sus últimos tres partidos de la temporada regular, en una situación muy complicada para sus aspiraciones de clasificar a la liguilla, producto de sus cuatro derrotas en sus seis últimos partidos.

Los dirigidos por Ben Olsen son los dueños de su propio destino por la posibilidad de obtener los nueve puntos en juego en sus tres partidos restantes, en lo que además de Chicago enfrentarán en un periplo de ocho días a los Portland Timbers y el Sporting de Kansas City.

“Está bien claro ahora lo que tenemos que hacer por lo que es algo positivo, si se puede decir que eso es positivo, pero ¿por qué no? Jugamos en casa y vamos a enfrentar a equipos que son realmente factibles de vencer. Es una gran tarea para nosotros pero algo que ciertamente podemos hacer”, dijo Olsen.

“Claro, eso dependerá de que no recibamos goles en el primer minuto de juego”, agregó el estratega en alusión a los dos goles (min. 1 y min. 46) que le marcaron los Whitecaps al United el miércoles en Vancouver para propinarles su tercera derrota consecutiva y cuarta fuera de casa en sus últimos seis compromisos, más dolorosa aún por ser los Whitecaps el equipo con el peor récord de la liga antes de ese partido.

Esa derrota dejó claramente en evidencia lo indispensable que se ha hecho en la plantilla el creativo canadiense Dwayne De Rosario quien no jugó ante los Whitecaps por haber atendido compromisos con la selección de su país en las eliminatorias al Mundial 2014.

De-Ro se ha echado al equipo encima desde que llegó a mediados de temporada, anotando goles a un ritmo endemoniado que lo mantiene como el mejor goleador del torneo con 14 dianas empatado con Thierry Henry y Chris Wondolowski.

Y quizás ante lo “fácil” que lucía el encuentro ante Vancouver y obviamente cuidando a su mejor jugador para los partidos finales en D.C., Olsen nunca se arriesgó a hacer viajar a De Rosario desde Toronto, donde jugó 90 minutos el martes, para que estuviera en el partido de su club. 

“Dwayne ha jugado mucho fútbol este año y mientras otros han estado de receso él ha ido a jugar con Canadá. Yo lo quiero fresco para este fin de semana y es seguro que lo vamos a tener en la cancha los próximos tres partidos”, anticipó Olsen.

A pesar de jugar en casa, nada será fácil para el DC. Chicago FIRE con 37 puntos también se mantiene en carrera por un boleto a la liguilla y ha venido de menos a más en la actual temporada, sin descartar la vieja rivalidad que existe entre estas dos plantilla que anticipa un partido dramático en el RFK.