Chicago en tres “finales” para clasificar a los playoffs

Sebastien Grazzini

Photo Credit: 
Getty Images

BRIDGEVIEW, Ill. – El Chicago Fire trabajó intensamente para encarar los últimos tres partidos de la temporada regular y dar la sorpresa quedándose con el último cupo de Liguilla.

El primer asunto a la mano para los hombres de rojo es el encuentro que disputarán ante el FC Dallas este miércoles en el Toyota Park.

A una semana de perder la gran final de la Copa Abierta Lamar Hunt 2011 a manos de Seattle Sounders, los hombres de rojo dicen ver el partido ante el “toro texano” como una revancha. 

El argentino Sebastián Grazzini reconoció el gran sinsabor que la derrota ante Seattle produjo, pero espera poder ese trago amargo en el pasado con un nuevo triunfo ante Dallas. 

“La verdad es que es feo perder una final, pues de repente te bajonea un poco, pero se perdió ante un rival que fue superior y siendo sinceros, debió ganar”, dice Grazzini quien agregó, “lo bueno del fútbol es que rápido te ofrece revanchas, se pierde una final y ahora enfrentamos un partido igualmente importante”.

Grazzini, quien venía arrastrando una lesión de la pantorrilla izquierda, se dice listo para reaparecer en el once titular de Chicago para la noche del miércoles. 

“Ya (estoy recuperado) y si Dios quiere, voy a jugar desde el arranque”, comentó el argentino en tono de alivio.

Trabajando con casi plantel completo, el Fire espera a FC Dallas conscientes de lo peligroso del rival pero enfocados en su objetivo. 

“Es un gran rival, hemos estado viendo videos pero ahora hay que preocuparnos por lo que nosotros tenemos que hacer.  Hay que mantener el buen trabajo que se viene haciendo en esta segunda etapa que el equipo viene teniendo”, dijo Grazzini.

Uno de los factores que suman a la peligrosidad de Dallas es la mala racha que viene arrastrando, misma que les ha evitado amarrar un lugar en la postemporada.  Las cinco derrotas sufridas de manera consecutiva han evitado que el equipo dirigido por Schellas Hydman asegure su boleto para la Liguilla 2011.  Sin duda, mantiene las posibilidades y parece ser solo cuestión de tiempo pero podría la falta de resultados empezar a afectar en lo anímico al equipo.

Por lo pronto, los hombres de rojo tendrán en sus filas además de a Grazzini, a Pavel Pardo y Marco Pappa, hombres claves en el ataque de Chicago.  En la ofensiva, el referente sigue siendo el ghanés Dominic Oduro, quien con sus 12 goles lidera el goleo individual del cuadro rojo. 

“Son partidos importantes para nosotros que consideramos finales.  Buscamos llegar a los playoffs y en estos partidos no tenemos margen de error”, dijo Grazzini.

Sabiendo que solo una victoria les permite mantener vivas las aspiraciones de postemporada, el Fire deberá evitar la victoria para Dallas y de paso, prolongar la espera del “toro texano”.

Independientemente del resultado de la noche del miércoles, el Fire pronto deberá retomar el trabajo para preparar el encuentro que el sábado disputará cuando visite al D.C. United en la capital del país.