Copa Abierta: La gran final entre Seattle y Chicago

Sin importar el resultado, la gran final de la Copa Abierta de Estados Unidos Lamar Hunt 2011 tendrá una página especial en la historia del fútbol de este país.

Por un lado, Chicago Fire se podría convertir en el ganador de cinco títulos de la antigua competencia, algo que ningún equipo de la MLS ha logrado. Por su parte, Seattle Sounders – actual campeón del título – quienes a su vez quieren convertirse en uno de los únicos dos equipos en ganar la competencia por tres años consecutivos.

La  gran final ha generado gran revuelo y se espera que el martes en el CenturyLink Field en Seattle (10 pm ET, Fox Soccer), haya un lleno total de cerca de 40.000 aficionados.

SEATTLE SOUNDERS

Obviamente los favoritos, por su condición local y por el hecho que no han perdido ningún partido en la competencia este año. Claro está que no será un partido fácil, especialmente si se toma en cuenta que el equipo esmeralda llega a su estadio después de un largo viaje que la semana pasada los llevó por tres países.

Ante el exigido calendario, el DT Sigi Schmid decidió darle descanso a algunos jugadores durante el fin de semana en su visita a New England. “Eso nos ayudará”, dijo el estratega.

Adicionalmente, aun no se conoce cuál es la situación de la estrella argentina del equipo, Mauro Rosales, quien dice haber superado una lesión pero no ha sido confirmado para jugar.  

De todos modos, con la clasificación a la Liguilla de la MLS y en la Concachampions en el bolsillo, con su afición detrás suyo y con jugadores como Fredy Montero jugando su mejor fútbol, es difícil imaginar que los esmeraldas no levantarán la Copa.

CHICAGO FIRE

Los Hombres de Rojo han ganado el trofeo de la Copa Abierta en cuatro ocasiones y solamente han perdido la final una vez (en el 2004 ante Kansas City Wizards). El cuadro de Chicago llegoo a la final derrotando a los “mata-gigantes” Richmond Kickers, que eliminaron a Columbus Crew y Sporting KC.

Esa victoria ha sido fundamental para el ánimo del Fire, ya que su reciente forma en la MLS ha sido de envidiar, ganando seis de sus últimos ochos partidos en todas las competencias. Con jugadores como el tico Gonzalo Segares y Logan Pause, quienes ganaron el título en el 2006, y la presencia de Pavel Pardo, el Fire tiene un gran chance de dar la sorpresa.

La única pregunta que queda, es la disponibilidad del volante argentino Sebastián Grazzini, quien ha sido fundamental para los de rojo, pero quien sigue recuperándose de una lesión. Si el suramericano puede estar entre los 18 seleccionados del DT Frank Klopas, los chances de victoria del Fire serán aún mayores.