El Real lamenta su infortunio

David Beckham y Alvaro Saborio

Photo Credit: 
Getty Images

CARSON, Calif. -- El Real Salt Lake siguió con su mala racha la noche del sábado al caer por tercer partido al hilo, esta vez por marcador 1-2 a domicilio frente al Galaxy en un encuentro plagado de infortunios.

Todos al interior del cuadro monarca coincidieron en que la clave del choque estuvo en el gol que supuso la igualada parcial casi a la hora de juego, cuando Real se había ido al descanso con ventaja de 0-1, gracias al tanto de la apertura de Fabián Espíndola. 

El autor del empate transitorio  fue Chad Barrett, con la ayuda de un mal entendido de los dos jugadores más sólidos defensivamente de la liga en los últimos dos años. Inexplicable como pudo entrar ese balón pasando por encima del arquero Nick Rimando, y como pudo meter el delantero angelino la punta de su bota ante la humanidad de Jamison Olave.

“Ni yo sé como fue el gol. Fue un balón al que íbamos Nick y yo. Quedé esperando a que Nick fuera por ella, y de repente él (Barrett) la tocó y todavía no sé por dónde entró”, dijo Olave narrando la jugada clave del partido.

“Cuando nos cae ese gol, nos tomó de sorpresa. Porque ya estábamos defendiendo el empate, no la victoria y jugando cómodos; ellos en ningún momento nos habían inquietado hasta ese momento. Pero después se encontraron con el segundo, y ahí se nos fue el partido. De todas formas, hay que levantarse porque todos sabemos que los playoffs son otra cosa”, dijo el central cafetero con algo de resignación.

Así y todo, el Real vuelve a salir con buenas sensaciones del choque, a pesar de la derrota.

“El equipo no mereció salir derrotado hoy. Creo que hicimos un muy buen partido en líneas generales, si descontamos esos dos goles desafortunados”, dijo Jason Kreis, que se mostró satisfecho por el juego del equipo.

Y, realmente, no era para menos. El Galaxy ganó con la suerte de los campeones. Se llevó una victoria que le deja cada vez más cerca del Supporters' Shield.

“Fue un gran trabajo de nosotros, y mucha suerte de ellos”, dijo Espíndola, quien le restó importancia a su anotación. 

“Estos goles saben poco cuando se pierde así. Ellos no tuvieron ninguna opción clara mientras fuimos por delante. Lo justo hubiera sido llevarnos el empate, pero ellos hicieron unos goles muy feos, de mucha suerte, y se quedaron con el triunfo”, resumió el argentino. 

La figura de RSL fue, sin dudas, Javier Morales. El argentino volvió a la titularidad y mostró su gran calidad, dando la asistencia para el gol de cabeza de Espíndola y dejando muestras de su gran clase. El Real es otro estando él en cancha.

“Da bronca perder los partidos con malas decisiones, sin merecerlo. Estoy contento de cómo me encontré, pero da lástima que lo perdimos. Volvieron a aparecer esos pequeños detalles, esos pequeños errores que nos están costando muy caro”, dijo Morales.

“Nosotros trabajamos muy bien hoy. Hicimos un gol trabajado, manejamos la pelota, y vino la ventaja merecida nuestra. La idea era aguantar esos primeros diez o quince minutos, pero vino los errores y la fatalidad del segundo, y volvemos a perder. Pero creo que estamos jugando bien, y hay que rescatar la positivo de este encuentro para los playoffs”, comentó el argentino.

Mientras, Yordany Álvarez pudo jugar su segundo partido de titular, sustituyendo al suspendido Kyle Beckerman, y volvió a hacer una buena presentación.

“Me sentí bien en lo personal, pero yo soy el nuevo y todo el mundo viene contra mí, y me reclaman, me exigen; pero hay que seguir echándole ganas”, dijo el volante cubano, que se sintió algo presionado por sus compañeros que no pararon de hablar con él durante el juego.

“Cuando mejor jugábamos, vino un gol inesperado, desde la raya. Yo creo que ni él mismo (Barrett) sabe cómo entró. Yo pensé que Nick la tenía en la mano. Pero así es el fútbol. Y el segundo un autogol, y ya no hay más explicación”, dijo Álvarez.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).