Red Bulls rescatan un valioso punto del BMO Field

TORONTO. – Tanto va el agua al cántaro, que este al fin se rompe. Un conocido adagio que se aplica frecuentemente en partidos decisivos de fútbol. El de Toronto FC contra New York Red Bulls no fue la excepción. La presión en todo el segundo tiempo de los Red Bulls contra la meta de Milos Kocic rindió sus frutos en las postrimerías del cotejo para que la estrella francesa Thierry Henry emparejara los cartones 1-1 y de esa forma el cuadro neoyorkino rescató un punto del BMO Field, suficiente para continuar peleando la última plaza para la postemporada.

Corría el minuto 88 y Toronto lideraba el partido 1-0 con el gol de Danny Koevermans, al minuto 50, y parecía que el cuadro torontiano comenzaba a cobrárselas. El cobro de un tiro de esquina le dio la gran oportunidad al francés para nivelar el marcador. Un valioso punto que a criterio del entrenador neoyorkino, Hans Backe, “es muy valioso para las aspiraciones”.

“Estoy complacido con el equipo, por la forma como recuperó el control del partido y logró el empate. Muy contento con la actuación. No tuvimos la gran suerte en el primer tiempo, pero tuvimos una fenomenal segunda mitad”, dijo Backe.

El estratega dijo que sus pupilos atendieron bien las instrucciones impartidas en el receso del primer tiempo, pues los muchachos salieron en el segundo tiempo decididos a buscar el balón, a controlarlo más y a hacer pases precisos. Los lograron pues gracias a ello consiguieron el ansiado empate.

Respecto a la definición del espigado Henry, Backe dijo que fue una “jugada de clase”, justo como las que el delantero sabe hacer.

El autor de la jugada, el propio Henry, dijo que  solo hizo su trabajo. “Recibí el balón, lo manejé bien y lo metí en la red, simple”, comentó el delantero.

Aunque estaba feliz con el empate, y con el gol anotado, Henry no le quitó meritos a lo hecho por el equipo de casa, al que calificó como un gran club que ha mejorado sustancialmente desde la última vez que se enfrentaron.

“Si ellos hubieran jugado así hace dos meses, seguro que estarían entre los equipos peleando para la postemporada”, agregó, mencionando además que esa instancia le está quedando lejos a su equipo, aunque confía en que harán un buen papel y clasificarán a la Liguilla.

Por el lado de Toronto, el entrenador Aron Winter se mostró disgustado por el final en el que su equipo prácticamente regaló el empate.

“De nuevo, jugamos bien, pero al final se tiene que ser contundente y tomar en cuenta que se están ganando tres puntos. Es tan fácil. No solamente en los últimos partidos, sino en el pasado. Es tan fácil marcar al rival”, dijo molesto el entrenador.

“En general vi muchas cosas buenas, pero hay cosas en las que necesitamos trabajar más”, comentó Winter.

El mediocampista Eric Ávila, de excelente desempeño, dijo que el equipo jugó bien, pero adoleció de un problema, el de mantener el marcador y cuidar mejor en la defensa.

“En el primer tiempo tuvimos grandes oportunidades. En la segunda mitad hubo mucha presión. Fue tanta la presión que no se hicieron las cosas como debían ser y con Henry merodeando el área, el no desperdicia nada”, comentó.