Partido crucial para el United ante el Crew

Dwayne De Rosario and Andy Najar

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON, D.C.- Completamente contra la pared y obligado a ganar para seguir en carrera por la clasificación, el D.C. United se medirá el domingo al Crew en Columbus, en un partido para el que enfrenta la incertidumbre por la salud y disponibilidad importantes jugadores, especialmente el lesionado Dwayne De Rosario y Brandon McDonald, quien no podrá jugar por acumulación de tarjetas amarillas.

Con cinco partidos por jugar, los dirigidos por Ben Olsen se mantienen con vida gracias a la cerrada lucha que mantienen al menos siete equipos en la Conferencia Este, en la que D.C. United con 38 puntos y Chicago Fire con 36, quizás lleven la peor parte pero que igual pudieran colarse a la liguilla dependiendo de las combinaciones de resultados.

Sporting Kansas City,  Philadelphia Union, Houston Dynamo, Columbus Crew y New York Red Bulls, en ese mismo orden, aventajan al United en el Este.

Con un triunfo ante La Pandilla, los capitalinos podrían reivindicar su derrota del jueves en Philadelphia y revitalizar sus aspiraciones de postemporada, sobre todo porque después de su compromiso en Columbus viajarán a Canadá para enfrentar al eliminado Vancouver, y más tarde cerrará la ronda eliminatoria con tres partidos en casa ante Chicago, Portland y Kansas City, una situación que le suma mayor dramatismo a este final de campaña del tetracampéon.

Pero más allá de los números, United enfrenta la incertidumbre de cómo responderán los suplentes en caso de que De Rosario (14 goles), lesionado en la rodilla en el partido ante Philadelphia y líder goleador del circuito, no pueda ver acción, y nadie pueda hacer bien el trabajo de McDonald, un jugador habitual y determinante en la defensa central.

Olsen dijo el viernes después de entrenar en D.C. y antes de partir rumbo a Columbus que “será una gran oportunidad para demostrar que pueden ganar a un gran equipo como visitantes” aunque sin disimular su preocupación por los lesionados y la actitud “infantil” de algunos de sus jugadores.

El estratega volvió a fustigar a sus jugadores después del partido ante el Union al señalar que los goles se produjeron por “errores de muchachos de escuela” repitiendo sus comentarios de un reciente partido ante Chivas USA en D.C., en el que desperdiciaron dos goles de ventaja y fallaron un penal en el descuento para cerrar con un empate a dos, un resultado que hasta ahora pudiera ser el más determinante en una hipotética eliminación del club.

Pero en el fútbol nada está escrito y cualquier cosa puede suceder a favor del D.C. que tiene un buen récord esta temporada fuera de casa y la costumbre de luchar contra las adversidades, sobretodo en las últimas tres campañas en las que han quedado fuera de la liguilla, una situación que seguramente no querrán repetir en 2011.

“Todos tendremos que aprender de nuestros errores. Tenemos juegos pendientes que pueden ayudarnos a llegar a la liguilla y tenemos que mantener la calma y hacerlo bien ante el Crew”, dijo el defensor Ethan White.

De Rosario coincidió con White al agregar que “hay que dejar el resultado ante Union atrás” porque “tenemos otro vital partido ante el Crew”.

Con 14 temporadas en la MLS, De-Ro es uno de los jugadores más experimentados en este tipo de competencia al final de una ronda eliminatoria y en juegos de playoffs.

“No podemos tener como garantía que nos queden tres juegos en casa, quizás la lucha final se decida ahí, pero tenemos que concentrarnos en la tarea que tenemos por delante inmediatamente y eso es el partido ante el Crew. Hay que ser consistentes y todos los jugadores tienen que exigirse más de lo que lo han hecho. Esa será la clave”, expresó el canadiense.

Aunque la lesión de De Rosario parece “no ser grave” tal como Olsen y él lo dejaron entrever el viernes, en caso de que no pueda jugar o no esté al 100 por ciento, su sustituto en la ofensiva podría ser Charlie Davies, quien no viajó a Philadelphia por malestar estomacal. En la línea final, Olsen baraja sus opciones con Kitchen, Korb, Jakovic, White y Burch, jugadores con poca experiencia o lesionados que no son garantía ante una ofensiva del Crew que igualmente necesita el triunfo en casa para mantenerse en la clasificación.