RSL busca asegurar los Playoffs en Nueva York

El Real Salt Lake partió este lunes a la costa Este para afrontar una doble salida a Nueva York y Washington DC esta semana de la que podría regresar a casa con la clasificación asegurada para postemporada. El primero de ellos, este miércoles a las 8 pm ET, en el  Red Bull Arena ante un conjunto neoyorquino muy necesitado de puntos.

De esto son muy conscientes todos en el plantel monarca que han viajado cargados de confianza e ilusión después de una racha positiva de cuatro victorias, repitiendo lo conseguido en el inicio de temporada.

"Ahora estamos de vuelta a donde estábamos al principio de la temporada", dijo el entrenador del RSL, Jason Kreis. "Estamos todavía a falta de un poco de fluidez en nuestro juego".

Para eso ya tendrán muy pronto de retorno, si todo sigue bien, a Javier Morales que ha vuelto a viajar con el equipo, por primera vez tras su lesión.

“Voy ilusionado a respirar otra vez como un jugador más, y a apoyar a los compañeros. Espero estar de vuelta para el próximo viaje a Los Ángeles, como ya había dicho. No ha cambiado nada”, dijo Morales.

El estado de ánimo del equipo ha dado un gran subidón con la noticia de que el gran mediocampista argentino estaría en el viaje esta semana. También el lateral Chris Wingert, quien ha estado fuera desde principios de agosto con una muñeca fracturada, está cerca de volver a estar disponible, ya jugó con el equipo reserva y se incorporó a la expedición.

"Ellos nos aportan mucho a nosotros. No sólo son necesarios en el campo, sino por su actitud en el vestuario. Son tan positivos. Así que va a ser fantástico para ellos incluso verlos en el hotel", dijo Nat Borchers, autor del gol de la victoria en el último partido ante el Sporting KC.

“Queremos que ya viva con nosotros el ambiente de los partidos, y se vaya aclimatando”, comentó Kreis, que tendrá, sin embargo, otro dolor de cabeza en buscar el sustituto del capitán Kyle Beckerman, que no podrá jugar contra los Red Bulls NY este miércoles por acumulación de tarjetas.

"Trataremos de acertar con el sustituto para esa posición. Será una decisión difícil, sin duda. Nos apoyamos mucho en él. Es nuestro capitán, pero también reconocemos que en algún momento vamos a necesitar a alguien más que lo haga”, dijo el DT monarca.

Aunque se podría argumentar Beckerman necesitaba un descanso, porque ha jugado en 26 partidos de esta temporada, además de un par de actuaciones del equipo nacional, y uno de Concachampions de principios de temporada, su ausencia deja un vacío grande delante de la defensa de cuatro, y Kreis tendrá un reto complicado tratar de llenarlo.

Entre los candidatos para reemplazar a Beckerman están Ned Grabavoy, Jean Alexandre, y el recientemente adquirido Yordany Álvarez.

"[Alexander] es un chico con el que hemos estado trabajando desde hace varios años para estar en esa posición, y ahora este año  (a causa de todo lo que ha pasado) hemos tenido que reacondicionarlo, y darle para ello un poco de futuro", comentó Kreis.

Grabavoy fue una vez el recambio principal de Beck, pero recientemente está asentado en la posición de mediocampista derecho. Él también viene de una lesión y aún no se muestra que pueda estar al cien por cien en forma, aunque es probablemente la mejor opción.

El recién llegado Yordany Álvarez, de 26 años, fue firmado el jueves pasado, y aunque su entrada en la alineación titular sería algo sorprendente, es una función y posición que conoce a la perfección, y en la que el cubano fue premiado con su equipo, los campeones de la 3ra División (USL Pro) Orlando City.

"Obviamente tenemos que analizar la suspensión del miércoles por la noche y, por lo tanto, Yordany será considerado para ir directamente a la alineación titular el miércoles", dijo claramente Kreis, aunque admitió que sería la menos deseable. “Ya hemos estado en estas situaciones varias veces esta temporada. En momentos desesperados se exigen, a veces, medidas desesperadas."

El Real (14-7-6), está posicionado en el tercer lugar en la Conferencia Oeste, y puede asegurarse una plaza en la postemporada con dos triunfos. También puede hacerlo con una victoria, y un empate o pérdida de Houston o Colorado. También, dos pérdidas de Portland serían suficientes.

Sin embargo, no está teniendo un calendario fácil en este final de temporada el representativo de Utah. Tiene que jugar cinco de sus próximos seis partidos fuera de casa. Desde el pasado  13 de agosto, el RSL está afrontando nueve de sus últimos 13 partidos de temporada regular como visitante.