Lo Bueno, Lo Malo y La Bomba de la J27

La Liguilla está a la vuelta de la esquina y el mejor fútbol llega a la MLS. Esto es lo Bueno, Malo y Bomba de la jornada 27.

LO BUENO: Los resultados de la fecha dejaron la lucha por la clasificación a la Liguilla al rojo vivo. Después de dos meses, los Red Bulls ganaron y volvieron a quedar en los puestos de comodín.

El Philadelphia Union también salió de una mala racha y está clasificando directamente a la gran fiesta. Portland se supera como equipo de expansión y roza el último lugar para clasificar a los partidos de repechaje. Otros que cuadraron caja al ganar puntos fueron Real Salt Lake y Houston Dynamo,

Pero cuando unos recuperan terreno significa que otros ceden. Fue el caso de D.C. United, FC Dallas, Colorado Rapids, Sporting KC y Columbus Crew. Todos menos el D.C. conservan sus puestos de clasificación, pero en este momento perder es un verbo que no se puede conjugar.

El remate de temporada es una montaña rusa. Lo más seguro es que la próxima semana todo cambie nuevamente en la tabla de posiciones.

LO MALO: La lesión de Mauro Rosales prendió las alarmas del Seattle Sounders. El gran momento del equipo de Sigi Schimid no merece una noticia como estas. Rosales prácticamente es el mejor armador de la liga y su dupla con Fredy Montero cada vez es más efectiva. Todavía no hay diagnóstico sobre la gravedad de la lesión, pero si Seattle pierde a Rosales su poder queda reducido.

Y Sigi Schmid tiene razón: a los jugadores brillantes como Rosales hay que protegerlos. La gente va a los estadios por ellos. Ojalá lo tengamos en la Liguilla. Solidaridad con los Sounders.

LA BOMBA: La dualidad goleadora de Juan Pablo Ángel. El colombiano marcó gol y autogol en la derrota de Chivas USA en Chicago.

En defensa o en ataque el veterano es letal. Pero para hacer justicia con uno de los mejores extranjeros que ha tenido la liga hay que decir que el desafortunado  autogol es una prueba de su profesionalismo.  El nueve estaba atento a despejar y cumplía con sus obligaciones defensivas en saque de esquina. Luego, en su gol, fue por la pelota y la llevó a la mitad de la cancha para reanudar las acciones y buscar el empate de su equipo. Un crack en las buenas y en las malas.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).