Colorado mantiene la confianza a pesar de la derrota

Pablo Mastroeni

Photo Credit: 
Getty Images

TORONTO. – Pese la derrota por 2-1 frente al entonces colero de la Conferencia del Este, Toronto FC, el cuadro de Colorado Rapids no se preocupa por la clasificación a la postemporada, pues matemáticamente necesita seis puntos para estar en la fase final de la presente temporada. Al menos eso es lo que sus jugadores creen y para ello se han mentalizado y así poder aprovechar los cuatro partidos que les faltan para conseguirlos.

Colorado sucumbió Toronto FC en el BMO Field, pero su capitán, el argentino Pablo Mastroeni, le restó poca importancia a la derrota, aunque dijo que hubiera sido mejor capitalizar las pocas oportunidades que tuvieron.

“No tuvimos muchos chances; las veces que llegamos fueron sin potencia. Aunque en el segundo tiempo las cosas estuvieron mejor y ambos equipos salieron parejos. Nosotros nunca paramos, pero ellos tuvieron dos cruces y dos capitalizaciones”, dijo el capitán, refiriéndose a los centros en los que el delantero holandés Danny Koevermans se encontró bien con el balón y lo anidó en la red de Matt Pickens.

“Creamos oportunidades y ellos tuvieron la fortuna de dos salvadas en la línea. Cuando las cosas no salen, no salen, aunque uno las busque con insistencia. En esta liga es bien difícil empatar un partido cuando uno tiene que anotar dos goles”, agregó el mediocampista.

Al referirse al efecto que tendría esa derrota en sus aspiraciones a la liguilla, Mastroeni comentó que no le preocupa mucho, pues a cuatro fechas por concluir la temporada regular, con tres partidos de local, el plantel necesita seis puntos, algo que en papel parece muy fácil.

Por su parte el entrenador Gary Smith sí se mostró molesto al decir que vio a su equipo sin muchas energías, aunque le dio crédito a las jugadas en las que el balón fue despejado por la defensa en la línea de gol.

Smith coincidió en señalar que su plantel se encuentra en muy buena posición para clasificar a los playoffs, y que esto es casi un hecho.

“Estamos a la espera del momento de ganar. El próximo partido es contra San José, y las cosas pueden ser mejores”, agregó.

Uno de los hombres de Colorado que sigue sintiendo algo especial por venir a Toronto es el defensa Marvell Wynne, quien jugó varias temporadas con la camiseta escarlata y fue transferido el año pasado.

“Amo Toronto. Aunque cada vez vienen menos aficionados, pero la pasión y el apoyo hacia el equipo es el mismo”, comentó el recio defensa, quien ahora se ha acostumbrado en la posición de defensa central, contrario a lo que estaba acostumbrado cuando vistió los colores torontianos y jugaba por las bandas, convirtiéndose en un elemento ofensivo y que le hizo ganarse el sobrenombre de ‘todoterreno’.

“Extraño esos días, pero poco a poco me acostumbro a mi posición con Colorado”, agregó Wynne.

Con 41 puntos y en la medianía de la clasificación en la Conferencia Oeste, Colorado espera tranquilo la fase final de la temporada emelesera y convertirse, al igual que el año pasado, en uno de los grandes animadores de la liguilla.