Real Salt Lake enfrenta al Union con múltiples ausencias

El Real Salt Lake vuelve a su estadio tras una gira de tres partidos para disputar este sábado a las 9 pm ET el encuentro atrasado del pasado 23 de abril ante Philadelphia Union con motivo de su participación en las finales de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Se encontró esta fecha porque  estaba reservada como fecha FIFA para partidos de selecciones internacionales. Por tanto, este será el único encuentro que se celebre durante el fin de semana festivo nacional del Día del Trabajo, junto al Sporting Kansas vs L.A. Galaxy que se jugará el mismo lunes.

Esta circunstancia afectará de gran manera al conjunto de Utah que se vuelve a quedar en cuadro, casi sin poder completar la lista de 18 convocados para enfrentar al Unión. Nada menos que cinco jugadores son los que han sido convocados con sus respectivos equipos nacionales, a los que se le suman una importante lista de lesionados que arrastra el equipo monarca.

Will Johnson (Canadá); Arturo Álvarez (El Salvador); Álvaro Saborío (Costa Rica); Jean Alexandre (Haití), son cuatro de las importantes ausencias para este choque, tres de ellos centrocampistas. Por lo que el Real se queda sólo con cuatro disponibles, debido a las lesiones de Javier Morales, Nelson González y Ned Grabavoy.

Eso obligó al DT Jason Kreis a pedir a Kyle Beckerman, y al nuevo seleccionador de Estados Unidos Jurgen Klinsmann, un permiso especial para que el capitán del RSL se incorporara a sus obligaciones nacionales justo después del partido ante el Unión, viajando a Bélgica. Beckerman se perdería el amistoso ante Costa Rica el viernes.

“Tener la posibilidad de poder hablar de nuestro jugador con un seleccionador nacional es muy, muy reconfortante”, dijo Kreis mostrándose agradecido con el DT de la selección USA y por la nueva colaboración que se abre entre Federación y equipos MLS.

La clave de esta situación estaría en Grabavoy, que se han perdido los últimos cinco partidos por un problema muscular en la ingle, y que puede estar disponible para el sábado pero aún con muchas reservas, con lo que en última instancia estaría para el banquillo.

"Hasta que no esté al ciento por ciento, probablemente estaría perjudicando al equipo en lugar de ayudar", dijo Grabavoy. “Estamos hablando de pequeñas cosas, de llegar bien al balón, de no fallar un pase, y de aspectos defensivos”.

Así y todo, el Real tendrá dificultades para sumar 18 jugadores para la convocatoria del sábado, ya que tampoco podrá contar con su pareja de centrales titulares, ya que Nat Borchers tendrá que cumplir un partido de sanción por la roja directa en la jornada anterior ante Chivas USA. Kreis incluso comentó este jueves que tendrá que convocar a un tercer portero para completar el número reglamentario. "Ese puede ser el caso ahora. Tal vez no cubrimos los 18, y este sería un tercer arquero", dijo el técnico del Real.

Todo este panorama, no cabe duda que condicionará a un Real Salt Lake que viene de cerrar su serie de tres partidos fuera de su estadio con una muy importante victoria en Los Ángeles, en el Home Depot Center, uno de sus campos fetiches, en donde ha conseguido casi la mitad de todos sus triunfos fuera de Utah.

El Real necesita ganar este partido en casa para validar el triunfo exterior y seguir en la senda de consolidar sus posiciones de postemporada, dejando atrás la crisis de resultados anterior. La visita del Philadelphia Union supone la vuelta del ex jugador monarca Freddy Adu a Utah, desde que emprendiera su carrera europea hace cuatro años.

El Unión todavía no conoce la victoria frente al RSL, empatando sus dos partidos de casa (gol de Espíndola para igualar el gol de Daniel, 1-1 el 11 de junio de este año), y perdiendo 3-0 en su primera visita al Río Tinto del pasado año.

De cara a este partido, el conjunto de Utah volverá a tener novedades en todas sus líneas y tendrá que utilizar incluso jugadores que arrastran molestias, como el portero Nick Rimando con problemas de espalda.

En defensa, Jamison Olave jugará su segundo partido tras la lesión de rodilla, y tendrá a  Chris Schuler de acompañante, con Tony Beltrán y Robbie Russell en las bandas, aunque cabe la posibilidad del debut del reciente fichaje Blake Wagner en la izquierda, si Russell sigue con los espasmos de espalda.

En media cancha es más fácil adivinar porque sólo hay cuatro jugadores disponibles, Beckerman, Andy Williams, Collen Warner y el juvenil Luis Gil. Arriba, Fabián Espíndola estará acompañado del joven brasileño Paulo Jr. que se estrenará de titular esta temporada, tras perderse casi todo el año por un tedioso problema muscular en la cintura.