Debut “emocional” para Klinsmann

FILADELFIA – Jurgen Klinsmann inició su proceso como director técnico de la selección nacional de los Estados Unidos mejor de lo que se esperaba, ya que apenas con menos de dos semanas de trabajo, el estratega se vio forzado a enfrentar a México, su rival más potente en su partido debutante, donde los suyos consiguieron un empate por 1-1.

“Creo que vimos un partido muy interesante”, dijo Klinsmann durante la conferencia de prensa después del partido. “Fue un increíble proceso de aprendizaje para estos jugadores en 90 minutos”.

El estratega aseguró que su primer partido al mando de EE.UU. fue una experiencia especial para él, ya que a pesar de haber nacido en Alemania y de haber representado a aquel país durante su carrera futbolística, el DT dijo que por el hecho de haber vivido tantos años en los Estados Unidos, sentía una afinidad especial hacia la afición y sus nuevos jugadores.

“He vivido en este país por 13 años y fue un inicio emocional para mí, esto es algo muy especial que está pasando en mi vida”, dijo Klinsmann. “Yo pasé la mayoría de mi carrera jugando en diferentes países, entonces fue algo muy especial para mí. Antes del partido, escuchando el himno, pude sentir la energía de la afición y de los jugadores”.

El DT se mostró satisfecho por lo que mostraron sus pupilos, diciendo que “ellos retaron a los mexicanos, que son un equipo muy bueno y al que respetamos”.

“Jugar contra un equipo que presiona tanto como México no es fácil y fue gratificante ver muchas actuaciones individuales de buen nivel”, agregó.

Klinsmann tuvo su primera experiencia de la rivalidad que se vive entre México y Estados Unidos, un encuentro que normalmente trae consigo muchas controversias. El partido del miércoles no fue la excepción, dado que en varios momentos del partido parecía que Estados Unidos hubiera podido ganar con un penalti que no fue marcado, o pudieron al menos beneficiarse si Gerardo Torrado hubiera salido expulsado luego de la falta que le cometió a Robbie Rogers sobre el minuto 86 siendo el último hombre.

Sin embargo, el estratega decidió no opinar sobre el trabajo arbitral, argumentando que el partido no se trataba de ganar, sino de ver lo que sus pupilos tenían para mostrar.

“No quiero decir nada sobre si fue o no fue un penalti, o si otra jugada fue o no fue una expulsión, eso no importa, lo que queríamos ver era una presentación de energía y emoción”, aseguró Klinsmann, quien reconoce que su trabajo hasta ahora comienza y desde ahora puede ver que su selección tiene que mejorar en diferentes aspectos.

 “Tenemos que ir paso a paso”, acotó. “La parte más difícil de construir en un equipo es la línea de atrás y tuvimos a dos jóvenes en esas posiciones”.

“Todavía existen muchas áreas en las que podemos trabajar”, concluyó.