Concachampions: Toronto va por la clasificación a Nicaragua

TORONTO. – Casi en la senda de la recuperación, luego del triunfo 2-1 sobre Real Estelí FC por la Concachampions, y el empate de 2-2 con Portland, por el torneo emelesero, el equipo de Toronto viajó este fin de semana a Nicaragua, para afrontar el partido de vuelta para clasificar a la fase de grupos de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Con dichos resultados en los últimos dos encuentros, el entrenador Aron Winter parece estar más tranquilo de que las nuevas adquisiciones en el último mes, siete en total, quienes han comenzado a acoplarse con el resto del plantel y a adoptar su estilo de fútbol que le podría dar los frutos deseados de cara a la segunda parte de la temporada de la MLS.

Lo que es más alentador para el entrenador holandés es que en el partido contra los Portland Timbers los que anotaron los goles de ese empate fueron dos de los nuevos, Peri Marosevic, que entró como sustituto,  y Danny Koevermans, este último luego de un excelente pase del ecuatoriano Joao Plata.

“Fue un buen resultado para los jugadores que han llegado, un punto de visitante es un verdadero logro de los jugadores”, dijo Winter, luego de concluido el encuentro en Portland.

Para el viaje a Managua, Nicaragua, el entrenador parece no tener problemas para armar un plantel similar al que ganó el primer partido de la llave el pasado miércoles en el BMO Field, y va con toda la confianza que podrá superar al cuadro centroamericano, aún cuando sabe que será tarea difícil pues será en cancha ajena.

Toronto avanzaría a la siguiente ronda con una victoria o con un empate, aunque es seguro que la especulación no es válida cuando se trata de jugar un partido de visitante, y sobre todo en un ambiente tan difícil con un clima que podría jugar un factor importante en las intenciones del cuadro escarlata.

El club canadiense tiene muchas cosas a su favor, y una de ellas es aprovechar el momento positivo por el que pasan sus nuevos jugadores, quienes comienzan a pisar firme en cada terreno de juego, y tal como lo anunció el propio entrenador. “Es cuestión de tiempo para que los nuevos jugadores se acoplen al equipo”, dijo Winter.

Casi estaba en lo cierto, pues a algunos de ellos les ha tomado dos o tres partidos para estar ya en línea con sus compañeros, a excepción de Marosevic, quien después de haber sido dado de baja por FC Dallas – y de no jugar por casi dos años – contó con la confianza de Winter, quien le dio una oportunidad y éste no lo defraudó al anotar el primer gol con el que los rojos buscaron más con ganas el empate el pasado sábado.

Si Toronto gana este martes estaría uniéndose al Pumas de México, al Taurus de Panamá, y al ganador entre Alianza de El Salvador y FC Dallas, para integrar el Grupo C de la Concachampions.