Descansado RSL listo para la segunda mitad de su campaña

Con el aplazamiento del último partido de liga ante Vancouver Whitecaps, Real Salt Lake pudo disfrutar de dos semanas desde su último partido en Dallas para descansar, recuperar, y recomponer fuerzas de cara al inicio de su particular segunda parte del calendario, recibiendo este sábado en casa a San José Earthquakes, partido que iniciará a partir de las 10 p.m. ET.

Y es que no hay mal que por bien no venga. Ese es un dicho que se le puede aplicar muy bien al Real Salt Lake ya que lo que parecía un hecho desafortunado en una temporada llena de incidentes y contrariedades, con la suspensión del partido de liga del pasado fin de semana en Vancouver, al final ha resultado ser un regalo caído del cielo.

Cuando los jugadores se preparaban para ir al Empire Field, recibieron la comunicación oficial de la suspensión del encuentro a una fecha posterior a determinar, por las condiciones impracticables y peligrosas del pasto provisional colocado para el partido amistoso entre Vancouver y Manchester City. Fue el primer partido aplazado en la historia del conjunto de Utah.

"Nos hubiera gustado jugar ya que hicimos todo el viaje hasta allí; pero quizás, en retrospectiva, miramos atrás y hay que decir que tal vez fue una de las cosas buenas que nos ha pasado este año", dijo el capitán del Real Salt Lake, Kyle Beckerman, haciendo clara referencia al descanso adicional, y dio a entender que jugando en un campo tan mojado tras el temporal podría haber sido peligroso.

Desde que el equipo monarca perdió la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF el pasado 27 de abril, el RSL ha jugado 15 partidos en 74 días con una duración promedio de cinco días entre juegos. Si además se le añade que ha sido un equipo muy mermado, con pocos jugadores, a causa de lesiones y ausencias internacionales, ha sufrido un gran desgaste físico y mental de forma continuada recientemente.

"Trato de darle la vuelta un poco, y verlo como el vaso que está medio lleno. Y decir, tal vez, que esto es exactamente lo que nuestros jugadores necesitaban de descanso, tres días para conseguir llegar frescos y recuperados para la segunda mitad de la temporada", dijo el técnico del RSL, Jason Kreis.

Curiosamente, el plantel de Utah está en el punto medio exacto de su temporada MLS al  haber jugado 17 de sus 34 partidos. Aunque habría que añadirle seis partidos de Liga de Campeones, y dos partidos más de la Copa Abierta de EE.UU., que les han supuesto ir siempre por detrás en el calendario oficial de la MLS.

"Mis músculos son los que más se han beneficiado, porque he tenido algunas molestias persistentes, en los isquiotibial e ingle, y me he sentido mejor con los días de descanso", dijo Beckerman.

Por tanto, de cara a este partido ante San José, el Real dispondrá de todos sus efectivos, salvo Javier Morales que sigue evolucionando muy bien, trabajando muy duro y con muchas esperanzas de estar disponible para los primeros días de octubre.

Quienes están mejorando progresivamente y están casi listos son los jóvenes delanteros Paulo Jr. y Cody Arnoux, aunque los técnicos del club no quieren precipitar su recuperación. Esperan probarlos con el cuadro reserva el próximo 9 de agosto antes de llamarlos para el primer equipo.

Mientras tanto, los responsables del equipo siguen trabajando en reforzar la plantilla y han anunciado el fichaje del joven delantero de 21 años, Chris Agorsor. Este es un jugador que recupera el conjunto monarca después de que Philadelphia Union renunciara a su ficha hace un mes, y proviene de la Universidad de Virginia en donde tenía una trayectoria muy exitosa antes de sufrir una grave lesión de rodilla que le truncó su evolución.

“El chico tiene un gran potencial y esperamos que pueda demostrarlo “, dijo Garth Lagerwey, Gerente General del RSL, acerca de joven elemento que vestirá la playera número 13.

A parte de ello, también siguen probando jugadores, y esta semana se han podido ver al defensa lateral izquierdo hondureño Ángel Castro, de 20 años, que jugó para el CD Olympia. Y también al veterano volante croata Posavec Srebrenko, de 31 años.