Ashley Young adaptándose a Manchester United

Manchester United sigue adelante con su gira por los Estados Unidos, preparándose para lo que será una excitante temporada en Europa. Tras derrotar a New England Revolution la semana anterior, el club campeón de la Liga Premier de Inglaterra esta en Seattle, con sus jugadores listos para enfrentar a los Sounders este miércoles en el CenturyLink Field (10 p.m. ET; Fox Soccer, Fox Deportes).

Uno de los jugadores que probablemente recibirá más minutos es el reciente fichaje inglés, Ashley Young, quien se está acostumbrando a la vida como un jugador de Manchester United y buscará aprovechar la pretemporada en Estados Unidos para demostrarle a su técnico y sus compañeros que merece estar con ellos.

“Es una oportunidad fantástica para mi venir a jugar a uno de los clubes más grandes del mundo”, dijo Young. “Normalmente la pretemporada es algo a lo que no me gusta regresar porque el trabajo es duro, pero ayuda a que ahora tenga un nuevo club y un nuevo reto”.

Según el propio jugador, su recibimiento ha sido optimo, jugando varios minutos en las victoria sobre los Revs y aprovechando el tiempo para integrarse a la escuadra compuesta por estrellas como Wayne Rooney, Dimitar Berbatov y Javier ‘Chicharito’ Hernández, este último quien aún no se ha integrado al equipo luego de haber disputado la Copa Oro con México.

“He disfrutado cada minuto del entrenamiento. Me han dado una gran bienvenida los jugadores y el resto del equipo”, dijo Young, a quien aún le queda por conocer al Chicharito, un jugador al que no conoce personalmente, pero de quien ya tiene una idea por lo que le cuentan sus compañeros.

“Hablando con los jugadores, ellos decían lo rápido que él es, sus movimientos y que tiene un juego muy completo”, dijo Young, añadiendo su admiración por un jugador que no es muy grande, pero que es tan bueno por el piso como por el aire.

“Mucho se dice acerca de la estatura en el fútbol, pero cuando ves [a Hernández] anotando el número de goles que anota, parece no importar que tan alto seas”.

Ahora con su nuevo reto frente a él, Young reconoce que los partidos es Estados Unidos serán difíciles y asegura que a pesar de ser encuentros amistosos, el solo hecho de ser Manchester United los presiona a tener que ganar.

“Uno mira a como los equipos [en EE.UU.] están en estos días y se ve que el fútbol ha tomado pasos gigantes en los últimos años”, dijo Young. “Sabemos que tendremos partidos difíciles en esta gira, pero eso ayuda porque te prepara para la liga cuando estemos de vuelta en Inglaterra”.

“Estos partidos se tratan de incrementar tu nivel físico pero al final del día uno no puede salir y perder los partidos”, concluyó.