Copa América con Ale: Por la historia en semis

Alejandro Moreno a Cuartos de Final de la Copa America

Photo Credit: 
Gabriel de los Rios/FutbolMLS.com

San Juan, Argentina

18 de Julio, 2011

 

Venezuela vs. Chile: La Historia Continua

Nosotros somos los autores de esta historia; nosotros la comenzamos y nosotros la terminaremos. Ayer no era el día para escribir el final, ayer, teníamos que escribir un capítulo más.

En un ambiente frío en temperatura (pero ardiente por lo que se jugaba), ambos equipos salían al calentamiento con la intención de prepararse para el comienzo de un nuevo reto; claro está, era imposible ignorar que en las pantallas gigantes del estadio mostraban la definición por penales de Brasil contra Paraguay. Brasil, un indiscutido “grande” no solo de Conmebol sino del mundo, falló 4 tiros consecutivamente y Paraguay se clasificó a semifinales. Con cada fallo Brasilero, la fanaticada Chilena (que cubría prácticamente todo el estadio) estallaba de emoción; con Brasil eliminado la historia Chilena ya estaba escrita. Nos ganaban a nosotros, después Paraguay, el paso a la final se había despejado. Tan solo se les olvidaba un detalle: Nosotros somos los autores únicos de esta historia, este era nuestro momento.

El partido inició con algún nerviosismo natural de una instancia como esta, pero a lo largo que nos fuimos asentando dentro de la cancha, tuvimos la capacidad de quitarle ritmo al ataque Chileno, pudimos ganar metros y espacio para jugar. Ya habíamos dado un par de señales que las jugadas paradas nos favorecerían cuando en el minuto 34,  logramos con un movimiento coordinado y gran definición de cabeza marcar el gol de la ventaja. Chile quería pero no podía, su gente los apuraba, pero nuestra organización y disciplina táctica (una vez más) los frustraba. Así nos fuimos al descanso.

Chile le aumentó las revoluciones al partido, poco a poco se fue adueñando de todas las pelotas, todos los rebotes, todo el terreno. Nosotros sin respuesta inmediata, nos tocaba aguantar el aluvión y tratar de refrescar ideas y actitud con algún cambio. Chile siguió presionando y después de varios avisos, lograron el empate que tanto habían buscado. Sin embargo, cuando Chile y su gente asumían que la victoria era inminente, nosotros logramos recuperar el ritmo de partido en la media cancha, atacamos con criterio y aprovechamos una reanudación más; buen servicio, rebote del arquero, y gol de Venezuela. Faltaban 10 minutos, que largos serían (más aún cuando se fue momentáneamente la luz en el estadio).

Chile insistió, apretó, pero no les alcanzó. Tres pitazos, fin de partido, y seguimos escribiendo nuestra propia historia. La emoción que se vive en este tipo de momentos no se pueden describir,  no hay palabras que puedan captar lo que esto significa para nosotros como selección, para nosotros como país. No hay manera de expresar el inmenso orgullo que siento de estar aquí, con este grupo, en este momento. Lo que era tan solo un sueño ahora se convierte en realidad, lo que era imposible ya no lo es, lo que era una ilusión ahora es una identidad: Somos Vinotinto.

Paraguay: Otra Vez!

En reportajes anteriores hablé en detalle sobre nuestra rivalidad con Paraguay. No voy a hablar más de Paraguay. Tan solo un par de recordatorios: Estamos en la obligación de cuidar absolutamente cada detalle en todas las reanudaciones y jugadas preparadas que ellos puedan generar (nos marcaron 3 goles en jugadas de balón parado en la fase de grupos). Asimismo, el formato de este torneo nos brinda una nueva oportunidad para vencer al seleccionado paraguayo. En momentos decisivos, ellos siempre fueron mejores, más contundentes, más inteligentes. Nosotros sentimos que hoy la realidad es otra; sentirlo y demostrarlo son cosas totalmente distintas, el miércoles en Mendoza nos toca demostrarlo con hechos, organización, orden, disciplina y mucho sacrificio. Estaremos listos, de eso no tengo ninguna duda.

El Resto Del Torneo

En una Copa donde ha habido de todo un poco, los cuartos de final no fueron la excepción.

Aunque Argentina tuvo un buen funcionamiento en la primera parte de su partido frente Uruguay, comenzaba perdiendo. Logran el empate y juegan en superioridad numérica luego de una expulsión. No lograron aprovechar esta circunstancia y para el final de los 90 minutos, ambos juegan con 10 hombres (por expulsión Argentina). El equipo local propuso en el tiempo suplementario pero no logró superar al arquero Uruguayo. Este choque se definió en la ejecución de los tiros penales. Uruguay estuvo perfecto, Argentina falló y quedó afuera. El local, el grande, el candidato ya no está en la Copa.

Colombia fue superior a Perú. Propuso, apretó, creó. Perú aguantó, estuvo organizado y disciplinado. Cuando parecía que Colombia podía asumir el control absoluto del partido a través de un tiro penal, lo falló. Perú aprovechó; en la prórroga definió las oportunidades que tuvo y dejó por fuera a otro de los favoritos.

Ya les dije que Brasil quedó eliminado luego de fallar 4 tiros desde el punto penal; sin embargo, durante los 120 minutos previos  fueron decididamente superiores a Paraguay. Entre los desaciertos Brasileros en ataque y aciertos del arquero Guaraní en defensa, el partido se fue extendiendo hasta culminar en el desenlace mencionado.

Así quedan las semifinales:         

En La Plata, Argentina jugarán este martes Uruguay vs. Perú.                                     

En Mendoza, Argentina jugaremos este miércoles Venezuela vs. Paraguay

 

Desde San Juan, Argentina dentro de la concentración de la selección Vinotinto.

Alejandro Moreno