Toronto se renueva de cara la segunda parte de la temporada

TORONTO.- Toronto FC continúa su proceso de renovación y, tal como lo anunció su director técnico Aron Winter, sólo estaba a la espera de la apertura del mercado de transacciones para reforzar sus líneas, de cara a la segunda parte de la temporada 2011, luego de una desastrosa primera parte en la que apenas logró sumar 18 puntos, la cosecha más baja en su historia de cinco años.

Este viernes se terminaron de afinar los últimos detalles para las más recientes adquisiciones del defensa inglés Andy Iro y el mediocampista francés Leandre Griffit, ambos en una transacción con el Columbus Crew, a cambio del también volante Tony Tchani.

Tanto Griffit como Iro se unen a los recientes refuerzos anunciados por el club, el delantero jamaiquino Ryan Johnson, del San José Earthquakes y el mediocampista canadiense Terry Dunfield, proveniente del Vancouver Whitecaps FC. Johnson viene de una transacción en la cual el equipo canadiense cedió al delantero Alan Gordon, el volante Jacob Peterson y el defensa Nana Attakora.

Cabe mencionar que los tres jugadores cedidos por Toronto vienen de recuperarse o están en el proceso de recuperación de lesiones, lo cual hasta cierto punto es una ventaja para el equipo rojo que busca resurgir en la tabla de posiciones, en donde se encuentra en la incómoda posición de penúltimo lugar.

Otro hecho que merece mención es que Attakora era el único jugador que quedaba como resabio de la primera alineación de Toronto FC en el 2007, cuando los escarlatas debutaron en la MLS.

“Seguimos en el proceso de reconstruir el club y estos refuerzos fueron necesarios para continuar en esa vía. Creo qñue estamos en la dirección correcta de hacer una mejor campaña en lo que queda del torneo, aún estamos a tiempo de rescatar algo y pelear un puesto en la liguilla”, comentó el estratega holandés, quien ve confesó además que junto a los también recién incorporados Danny Coevermans y Torsten Frings, piensa armar un plantel que comience a rendirle frutos a la franquicia.

Por el momento Winter tiene lo que andaba buscando, y como él mismo lo ha manifestado, “el equipo necesita a jugadores que sean líderes en cada línea del plantel, alguien que guíe a los demás en su banda para armar un buen conjunto”.

Estos refuerzos llegan a Toronto en el momento que más se necesita y podría decirse que para el partido del próximo miércoles, contra Dallas FC, el cuadro torontiano podría alinear a la mayor parte de las nuevas adquisiciones, combinado con lo que el entrenador considera los mejores elementos para continuar su proceso de introducir su propio sistema de juego, algo que viene intentando desde que se hizo cargo del club canadiense.