Sánchez, con talla Mundial

CIUDAD DE MÉXICO. – A pesar de hasta ahora solo tener 17 años de edad, la carrera futbolística del portero de FC Dallas Richard Sánchez ya es de envidiar.

El técnico del cuadro texano, Schellas Hyndman, lo ha calificado como “el mejor portero que he visto, por mucho, de su edad”. Eso lo animó a ficharlo apenas en febrero pasado.
En un torneo en Chile fue nombrado el mejor jugador en su posición; en diversos portales en internet lo consideran como uno de los jóvenes talentos con mayor futuro en la Major League Soccer; a los 14 años, ya se probaba con las básicas del Atlético de Madrid y eso hizo que su nombre apareciera en diversos sitios web europeos donde se destacaban sus cualidades.
Hoy, además de todo, puede presumir ser el portero del equipo Campeón del mundo en la categoría Sub-17.

El sueño que comenzó a albergar en sus noches desde los10 años —cuando fue llamado por primera vez a las selecciones menores comandadas aún por Chucho Ramírez—se hizo realidad y de qué manera: jugó en el Estadio Azteca, lleno al máximo; en el país donde nacieron sus padres, con la camiseta que siempre quiso vestir pese a que también pudo haber elegido la del país donde nació, Estados Unidos.

Richard dejó este martes la Ciudad de México henchido de orgullo. El domingo se hizo campeón, el lunes desfiló por la ciudad, visitó al presidente y bailó a son de mariachi; y el martes todavía asistió a un encuentro con el Jefe de Gobierno de la ciudad de México.

Poco tiempo ha tenido para digerirlo todo. Pero la vida sigue. Incluso, a punto estuvo de perder el vuelo que lo llevó a Houston a reunirse con su familia, de quien tuvo que separarse desde marzo, cuando comenzó la concentración para el Mundial.

Llegó solo con sus maletas. Y como en un partido decisivo, dejó a un lado los nervios —esta vez, por la posibilidad de perder el avión— para atender a FutbolMLS.com.

“Me voy muy contento, muy feliz, y ahora a disfrutarlo con la familia”, dijo el muchacho cuya estatura camuflajea su edad, pero a quien la cara y voz delatan.

FutbolMLS.com: Regresaste a la tierra de tus padres y para conquistarla con un título del mundo…

“Es un orgullo poder representar a México, a la selección, es un honor, algo que siempre había soñado desde chiquito.

“Desde antes de la Final, cuando sabía que iba a estar ahí (el Azteca), pensaba en que era algo que siempre había soñado.

“Antes del partido casi quería llorar de alegría, porque siempre desde chiquito soñaba con jugar en el Azteca y ahora haber podido lograr ese sueño, a temprana edad y en una final de un Mundial, es algo increíble, algo que nunca voy a olvidar”.

El domingo, Richard no recibió gol, aunque tuvo la ayuda de los postes en un par de ocasiones. Dio la impresión de que todo estaba alineado para que México fuera campeón. Así fue.

“Fue mejor que como lo soñé, porque lo viví, lo experimenté y es algo que nunca voy a olvidar, voy a guardarlo en mi corazón, esto sigue, hay que creer más y seguir trabajando”, añadió uno de los tres elementos del Tri que jugó los siete partidos completos.

Y como la vida sigue, Richard sabe que ser campeón del mundo no es garantía de nada. Entiende que debe cumplir ciertos procesos y ser paciente. Primero quiere ganarse un puesto en FC Dallas, luego pensar en otras posibilidades, como la de emigrar a Europa, de donde según diversos reportes, ya han llegado ofertas, aunque él las desconoce.

“Es importante no perder el piso, siempre hay que querer más, no hay que quedar conformes con una cosa nada más, esto sigue.
“Ahorita estoy con Dallas, voy a seguir trabajando ahí y si se viene una oferta, encantado de tomarla. (Pero) no, por ahora no sé nada”.

FutbolMLS.com: Pero tus bonos han subido, lo sabes…

“Pues para poder ganarme una posición titular hay que trabajar duro y esforzarme al máximo durante los entrenamientos día con día, y sé que va a ser difícil ganar esa titularidad (en FC Dallas) porque hay dos o tres porteros enfrente de mí, así que lo voy a tomar paso a paso, voy a seguir aprendiendo de todos”.

FutbolMLS.com: FC Dallas, tu equipo, ¿qué papel ha jugado en todo esto?

“Les agradezco haberme dado la posibilidad de firmar con el primer equipo, de entrenar con ellos, sin su confianza quizá no estuviera con la Selección. Gracias por su apoyo y la confianza”.

Richard ya amaneció este miércoles con su familia en Texas. Según el club, deberá reportarse hasta fines de mes a los entrenamientos.

“Como lo ha dicho mi entrenador, el Potro Gutiérrez, es fácil decir que somos campeones del mundo, pero nos costó muchos esfuerzos, sacrificios, hemos estado fuera de nuestras casas, fue un proceso difícil, pero es una gran alegría haberlo podido coronar con un triunfo de nivel mundial”, concluyó.