NY no encuentra respuestas a su derrota

NY no encuentra respuestas a su derrota

Photo Credit: 
Getty Images

HARRISON, N.J.- La euforia de haber goleado 5-0 el miércoles pasado al Toronto FC le duró poco al NY Red Bulls, al caer este sábado 1-0 ante su archirrival, el D.C. United, en el Red Bull Arena.

Tras dominar a su antojo a mitad de semana, el equipo que dirige Hans Backe nada pudo hacer para encontrar esa fórmula goleadora demostrada con Toronto ante D.C. united. Esto, por supuesto, dejó algo decepcionado a Backe, quien expresó que su equipo no dio lo esperado en los primeros 45 minutos de juego.

“Es decepcionante. En la primera mitad no lucimos bien, muchos, muchos errores en la primera mitad. Dimos muchas oportunidades en nuestro juego de pases”, dijo Backe, aun cuando dio crédito al conjunto por el repunte en el segundo tiempo.

“En la segunda mitad jugamos mejor. Hubo un buen despliegue de nuestros jugadores en el terreno. Pero vino el gol de ellos y eso cambió el panorama”, en relación al tanto anotado por su ex dirigido Dwayne De Rosario en el minuto 61.

Ironías de la vida, tuvo que ser De Rosario, quien apenas unos días atrás fue canjeado al United por Dax McCarty, quien anotara ante el equipo y en el Red Bull Arena. Esto, sin embargo, no le molestó a Backe.

“No, para nada”, dijo con tranquilidad el timonel. “No me molesta que él haya anotado el gol. Esto es parte del juego y hoy le toco a él hacerlo contra nosotros.

El revés, sin embargo, no le quitó a Nueva York de ganar la Copa Atlántico, ya que en el primer enfrentamiento ganó ampliamente por 4-0 en Washington. Tampoco el ánimo a los jugadores.

“No, hicimos nuestro juego. D.C. es un equipo fuerte, pero pudimos haber ganado el juego. Dominamos la segunda mitad. Pero nada, ahora hay que pensar en lo que viene”, dijo Carlos Mendes.

El defensa costarricense Roy Miller coincidió con Mendes y expresó que los Red Bulls merecían más.

“Al final nos cae un gol que no esperábamos, el equipo estaba controlando el juego, no claramente, pero me parece que teníamos control del balón”, acotó.

“Ellos por rato controlaban el balón, pero el juego estaba algo cerrado por lo que cualquiera podía haber metido el gol. Ellos llegaron y nos anotaron. Ni modo, ahora hay que prepararse para lo que viene”.

Red Bulls vuelven a la acción el martes ante el Fire de Chicago por la Copa Abierta.