De Rosario une su tradición a la del D.C. United

WASHINGTON, D.C. – D.C. United y el creativo canadiense Dwayne Rosario tienen mucho en común, especialmente una gran tradición ganadora que ahora han decidido consolidar.

Sí. Con ocho copas de la MLS registradas en la historia de la MLS, cuatro para el equipo y cuatro para el jugador, De Rosario llegó esta semana al D.C. United para unir fuerzas en busca de un mismo objetivo: la Liguilla de la MLS en primera instancia que les permita seguir avanzando a la conquista de un quinto trofeo.

Mientras que el United ganó los títulos en 1996, 1997, 1999 y 2004, De Rosario alzó las copas de 2001 y 2003 con San José y con Houston en 2006 y 2007, esta última con un gol suyo ante el New England Revolution en la grama del RFK, la misma donde se espera que el sábado debute con los colores rojo y negro del tetracampeón.

“D.C. United definitivamente tiene una historia muy rica y creo que el club quiere seguir construyendo con el mismo éxito que lo han hecho en el pasado. Espero poder ayudarles en eso este año”, dijo De Rosario el jueves al concluir su primer entrenamiento con su nuevo club.

Además de sus cuatro copas de la MLS, De Rosario se puede dar el lujo como pocos en esta liga de haber aparecido en cinco Partidos de las Estrellas.

“Estoy muy agradecido por todos mis logros. Me gustaría traer un poco de eso aquí. Disfruto de ganar. Me gusta ganar. Voy a tratar de transmitir esa mentalidad", agregó el creativo.

De Rosario llega al United a mediados de otra temporada inconsistente para el club en la que igual ha hilvanado cinco o seis juegos sin perder, o ha recibido cuatro goles en igual número de partidos.

Si bien es cierto que tiene a un delantero con ocho goles (Charlie Davies), cuatro de ellos han sido de tiro penal, y sus otros ofensivos como el capitán Josh Wolff, Andy Najar, Blake Brettschneider y Chris Pontius, este último con cinco goles, han desperdiciado muchas oportunidades claras de gol.

Sin embargo, la defensiva es la que ha merecido mayor atención por sus constantes desatenciones al final de los partidos, especialmente por su falta de concentración, aunque algunos la justifiquen por su juventud.

“Los dirigentes están seguros de que tienen un equipo capaz de lograr el objetivo este año y yo pienso que con el balance de experiencia y juventud lo podremos lograr" opinó De Rosario.

“Lo más importante es que tenemos muchos jugadores que les gusta ir para adelante, pero también tenemos que ser inteligentes defensivamente porque una buena defensa es lo que te ayuda a ganar campeonatos", afirmó.

El canadiense es un jugador muy versátil que sabe crear espacios, dirigir a sus delanteros y poner la pelota dónde se necesite.

“Ese tipo de cosas no llega de un día para el otro. Definitivamente toma un poco de tiempo. Por suerte estos muchachos lo entienden. Tenemos delanteros experimentados. Ellos entienden el juego. Definitivamente han estado produciendo goles este año y quiero ayudarlos a que produzcan aún más", explicó De Rosario quien a pesar de todo el proceso de adaptación dijo “estar listo” para jugar ante Philadelphia si el técnico Ben Olsen así lo decide.

De Rosario, se reencuentra en DC con Pat Onstad, entrenador de porteros del United y su ex compañero en la selección nacional de Canadá, San Jose y Houston, y con el mismo Ben Olsen de quien fue rival en la cancha pero “compañero” en la causa común de construir y consolidar a una MLS de la que han sido pioneros y parte integral.

“Olsen sabe qué se necesita para tener éxito en esta Liga. Como jugador él a trabajado duro y tiene una carrera muy exitosa. Jugar para él es algo bueno y junto a Onstad han propuesto un estilo que me gusta y al que creo puedo acoplarme fácilmente”, concluyó De Rosario, cuya tradición de ganador y ansias de más triunfos pudieran hacer reaccionar al D.C. United.