Amargo punto para Real Salt Lake

SANDY, UTAH. -- Minutos después de acabado el encuentro, todavía los jugadores y técnicos del plantel del Real Salt Lake no habían digerido los dos puntos que se les habían escapado en los últimos minutos. Está claro que hay empates que saben derrota, y este 1-1 ante el D.C. United fue uno de ellos para el representativo de Utah.

Este es el segundo partido con resultado negativo en el estadio Río Tinto en liga este año tras la primera derrota en dos años ante Seattle (1-2) del pasado 28 de Mayo. También supone el segundo empate a uno consecutivo para el RSL.  

Era claro que la jugada del penalti del minuto 83, que el árbitro Terry Vaughn le compró al especialista Charlie Davies, y que el mismo se encargó en transformar en el empate 1-1 final, fue la clave del partido.

“Es una jugada típica de Davies (4 goles en 4 penaltis en 2011). No comento más”, dijo Jason Kreis, técnico del RSL, nada comenzar la rueda de prensa posterior al partido. “Es duro para mí hablar sobre el tema. Me tienen que entender. Pero es una gran decepción perder tres puntos por la decisión del árbitro”.

El DT monarca no era el único que estaba disgustado. También el propio protagonista Chris Wingert no salía de su preplejidad. “Le dije que el taco que hice fue perfecto, no lo había tocado. Además, el balón ya lo había perdido Davies. Pero no me dijo nada, y me sentí impotente”, dijo Wingert claramente disgustado por sentirse culpable de la pérdida de dos valiosos puntos.

“Hay que recuperar lo perdido este miércoles en Chicago para volver a casa el sábado con la misma confianza con la que jugamos hoy. No merecimos perder los dos puntos”.

Fabián Espíndola fue el otro gran protagonista del choque. El argentino hizo otro gran partido, anotó el gol del Real también de penalti en el primer periodo, y se marchó de la cancha con una gran ovación del público, justo previo a la polémica jugada del empate del United.

“Era una noche perfecta. Pensé que me iba con la satisfacción de haber anotado el gol que nos daba los tres puntos, y de repente veo la jugada a lo lejos que el chico saltó, y me pareció increíble que se pitara penalti”, dijo Espíndola.

“Ellos tuvieron sólo quince minutos iniciales, el resto tuvimos nosotros el control del juego. Se nos fueron dos puntos importantes, que me quitaron la alegría que llevaba. Agradezco mucho el apoyo de los aficionados que respalden el esfuerzo que estoy haciendo. Ellos saben que yo doy todo lo que tengo, y soy feliz que ellos así lo entiendan”, comentó Espíndola.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).