Red Bulls buscan afianzarse a la cima del Este

UPPER MONTCLAIR, N.J.-A partir de este domingo, los New York Red Bulls entran en la que será quizás la etapa más difícil para ellos en la temporada regular de la MLS, ya que inician ante los Portland Timbers una extensa gira de cuatro cotejos, tres de ellos por la costa oeste.

Sin embargo, la buena noticia es que se van con la motivación de haber alcanzado otra vez la punta de la Conferencia del Este la semana pasada ante New England Revoltion, a quienes derrotaron en casa por 2-1.

“Es una largo viaje por la costa oeste. Vamos a Portland, Seattle y Chicago, que son oponentes duros. Cada uno de ellos es bueno en su casa, especialmente Portland al igual que Seattle con su fanaticada siempre apoyando. Es un largo viaje, pero esperamos hacer las cosas bien”, le dijo a FutbolMLS.com el joven defensa Stephen Keel.

Y es que el conjunto taurino, que acumula marca 5-2-7 y 22 unidades, inicia su travesía ante un equipo al que nunca ha enfrentado en un torneo oficial y que en su casa había sido una muralla difícil de derribar, aunque recientemente han cedido algunas derrotas. El equipo verdiblanco tiene un extraordinario récord como local de 5-2 para un total de 15 de 21 puntos disputados, lo que demuestra que a Nueva York se le hará difícil la tarea de extender a dos su racha de victorias.

“Sabemos que el rival es difícil. Tienen un gran apoyo en casa, pero si hacemos nuestro juego podemos sacar el resultado”, dijo el arquero canadiense Greg Sutton.

Por su parte los Timbers, en su primera temporada en la MLS, han marcado 10 tantos en el JELD-WEN Field y han recibido ocho de sus rivales. A pesar de su buen inicio en la liga, el equipo marca penúltimo en la Conferencia del Oeste con marca de 5-6-2 para 17 puntos.

La tropa dirigida John Spencer sabe también sabe del peligro y del pedigrí de su rival de turno, por lo que no hacen conjeturas antes del partido.

“Ellos son un gran equipo, una gran organización y están haciendo las cosas de la manera correcta”, dijo en el portal del equipo Jeremy Hall, un ex hijo de la organización taurina y quien fue enviado a Portland en noviembre.

“Ellos están trazando la línea para la liga”, agregó.

En su último compromiso, Portland cayó precisamente en su feudo ante el campeón Colorado Rapids, con marcador de 1-0 para extender a dos su racha de derrotas.