Triunfo levanta moral de los Red Bulls

Harrison, N.J.- Cuando el árbitro principal  Terry Vaughn dio el silbato final, los 21,201 aficionados que se dieron cita al Red Bull Arena celebraron como si hubiesen ganado el campeonato. Lo mismo se puede decir de los jugadores de los New York Red Bulls.
 
No era para menos. Desde el 30 de abril no ganaban un partido, y este viernes lograron uno con marcador de 2-1 ante el peligroso New England Revolution. El triunfo les devuelve la confianza con miras a las próximas semanas.
 
"Hemos tratado de mantenernos positivos. Cuatro empates seguidos, pero no importa, definitivamente es muy, muy importante haber conseguido los tres puntos", comentó el DT taurino Hans Backe.  
 
Para Backe, su equipo tuvo altas y bajas, pero expresó preocupación por la forma en que sus dirigidos jugaron en el tercio de la segunda mitad.
 
"Comenzamos fenomenalmente los primeros 12 minutos. Luke Rodgers tuvo cuatro o cinco oportunidades de anotar, pero fue para el uno de esos días donde si no aprovechas tus chances no tienes la recompensa. Pero en los primeros 15 minutos de la segunda mitad no sé por qué jugamos sin confianza. Muchas veces Sutton tenía que patear el balón largo. Perdimos algo de nuestro juego. Pero al final lo importante fue que ganamos".
 
Uno de los puntos que resaltó Backe fue la labor debajo de los tres palos del arquero canadiense Gregg Sutton, sin dudas el héroe principal de la historia de este viernes en Red Bull Arena.
 
"Paró un gran penal. Gregg hizo un una gran atajada", expresó Backe.
 
Para los jugadores, obviamente que derrotar a un rival como el Revolution es lo que cuenta al final de la jornada. La recompensa fueron tres puntos (22 en la tabla) y el liderato transitorio con marca de 5-2-7.
 
"Contento por el trabajo que hizo el equipo. Fue un partido complicado", dijo Roy Miller. "Pudimos concretar en dos ocasiones; ellos nos concretaron en el segundo tiempo, nos agarraron por ahí mal parados, pero bueno, contentos al fin con el resultado".
 
Un resultado que sin duda le levanta la moral a la tropa de Backe con mira a la larga gira que emprenderán a partir de la próxima semana comenzando en el estadio del Portalnd Timbers FC.
 
"Al final del día, llegamos a este partido sabiendo que debíamos ganar. Teníamos que encontrar la manera de ganar y lo hicimos. De mi parte, hay cosas que tengo que mejorar, pero lo más importante que como equipo queríamos los tres puntos y lo conseguimos", expresó Stephen Keel, quien fue titular por tercer partido seguido.
 
Ahora a Red Bulls les espera cuatro partidos de alta tensión jugando de visitantes, donde los resultados aún no han sido positivos. El primer rival es el Portland Timbers FC el domingo 19 de junio.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).