Sporting KC mantiene la cara en alto

KANSAS CITY, Kan.- Con un partido que culminó a cero goles entre el Chicago Fire y el Sporting KC, el cuadro azul de Kansas aún se siente con confianza para enfrentar a sus próximos rivales en casa.

El equipo de Peter Vermes se enfrentó ante jugadas controversiales entre las que se atribuye al árbitro Michael Kennedy el dejar pasar un penalti para los kansacitadinos.

“El error del árbitro fue garrafal”, dijo el entrenador del equipo, Peter Vermes. “Eso era un 100% penalti”.

El error arbitral se dio cuando el jugador franquicia del Sporting, Omar Bravo, entro al área del equipo de fuego y el jugador de Chicago, Bratislav Ristic pateó a Bravo provocándole una caída. Bravo continúo el partido quejándose durante los últimos minutos.

Sin embargo, Vermes no dejó de manifestar el orgullo por el cuadro que dirige al expresar su emoción por el partido en casa.

“Hubo mucha emoción, vimos que se dio un buen partido, tuvimos oportunidades pero no las supimos concretar”, explicó Vermes. “Me siento orgulloso del equipo”.

Jugadores del Sporting salieron a la cancha del LIVESTRONG con ánimos de victoria, sin embargo carecieron de concretar algunas jugadas que pudieron llevarles al triunfo del encuentro.

“Creo que jugamos bien, pero nos faltó cohesión en el equipo”, dijo el defensa francés, Aurelien Collin al finalizar el partido.

A pesar de manifestar su felicidad por haber jugado en casa, Collin enfatizó que es importante que el equipo siga manteniendo la concentración y que se siga jugando de manera organizada en la cancha. “Creo que con esto se ve el trabajo que estamos haciendo y que hemos mejorado en organización”, manifestó el francés.