Cooper pide disculpas a sus compañeros

Justamente cuando todo el mundo estaba diciendo que el JELD-WEN Field era una cancha inexpugnable para los demás equipos de la MLS, Portland hizo una de sus peores actuaciones en lo que va de la temporada y perdió su invicto en casa tras caer 2-3 a manos del D.C. United.

"Recibimos lo que merecidos: cero puntos”, dijo el técnico de los Timbers, John Spencer. “D.C. United dijo que quería silenciar al público y lograr el primer triunfo como visitante en nuestro estadio. Aunque no silenciaron al público, sí ganaron el partido”.

Antes de este domingo, los equipos de la Costa Este tenían una marca de diez derrotas y seis empates en el Oeste de EE.UU.. El United fue el primer club del este en ganar un partido en el otro lado del país desde que los Red Bulls derrotaron a domicilio al LA Galaxy en septiembre del año pasado.

“También jugamos desordenados en el partido frente a Philadelphia, pero nos salvamos”, dijo Spencer. “Lo mismo nos pasó contra Columbus. Hoy, sin embargo, nos castigó [el United]”.

Sin dudas, el que peor lo pasó este domingo fue Kenny Cooper. Al delantero le anularon dos goles por claros fuera de juego, pero eso no se compara con los penales consecutivos que falló promediando el segundo tiempo. Afortunadamente para Portland, ambas atajadas del portero Bill Hamid fueron invalidadas porque el arquero se había adelantado, según el criterio del juez de línea, Eric Proctor.

Para el tercer intento, Spencer obligó a Cooper a pasar el balón a Jack Jewsbury para que el capitán de los Timbers ejecutara el penal. Aunque el delantero se resistió al comienzo, finalmente cedió y Jewsbury marcó el empate parcial.

Poco después, Spencer sacó a Cooper del partido.

“A veces el orgullo se impone ante todo lo demás”, dijo Spencer. “Para mí, nadie puede poner su situación personal por sobre el bien del equipo, y eso se lo dije [a Cooper]”, explicó el DT sobre su decisión de pasar la responsabilidad de tirar el penal a Jewsbury.

Tras el partido, Cooper les pidió disculpas a Spencer y a Jewsbury. También se enfrentó a los medios para explicar lo sucedido.

“Me equivoqué”, reconoció. “Debería haber sido más respetuoso con el capitán del equipo y con el entrenador y no haberme opuesto a sus indicaciones.

“Obviamente estoy arrepentido. Estoy feliz que Jack haya metido el penal, y estoy avergonzado por mis acciones”.

A su vez, Jewsbury descartó cualquier roce con Cooper, y defendió a su compañero frente a los periodistas.

“Nos seguimos queriendo”, dijo Jewsbury. “Se acabó [el incidente]”.

Tras el polémico penal de Jewsbury, el United retomó la ventaja con sendos goles de Chris Pontius (también de penal) y Josh Wolff. A pesar del descuento del colombiano Jorge Perlaza, D.C. terminaría llevándose la victoria, y los tres puntos.

“[El United] jugó mejor que nosotros, manejaron mejor el balón”, dijo Spencer. “Para mí D.C. no es más equipo que nosotros. Pero hoy lo fue”. 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).