Listos para ganar El Capitán

HOUSTON. – Los jugadores del Houston Dynamo que van a vivir su primer clásico texano ya tienen bien clara la rivalidad que se tiene con FC Dallas, su vecino estatal, y han aceptado la gran obligación que hay por vencer a su archirrival este sábado en el Estadio Robertson.

“Los veteranos que han vivido esta rivalidad contra Dallas por varias temporadas nos han dicho a los nuevos jugadores lo importante que es ganar este partido, especialmente por nuestros aficionados”, dijo el delantero Will Bruin, quien se encuentra en su temporada debutante en la MLS con Houston.

“No cabe duda, ya estoy contagiado por la expectativa que se vive por este partido y no puedo esperar a que inicie el partido”, agregó el goleador.

Para el entrenador naranja Dominic Kinnear la historia que existe entre Houston y Dallas está fresca en su memoria y dice “no es una muy amigable que digamos”.

“Recientemente tuvimos un altercado con ellos (FC Dallas) en un partido de pretemporada y no es ningún secreto que estos dos equipos simplemente no se quieren mucho”, comentó Kinnear.  “Creo que algunos jugadores que han pasado por ambos equipos se han encargado de hacer de este partido uno de alta tensión”.

Aparte de la rivalidad, el partido para el Dynamo tiene una gran importancia ya que el equipo no ha podido conseguir una victoria en mayo. Ya suman cinco partidos sin poder ganar y su récord en casa no es para presumir ya que llevan dos derrotas, tres victorias y un empate en el Robertson.

“Este partido es crucial no solamente por la rivalidad contra Dallas sino porque estamos en casa y necesitamos ganar ya no podemos dejar ir puntos en nuestro estadio”, comentó el portero de Houston Tally Hall.

El Dynamo viene de perder ante el LA Galaxy por 1-0, mientras que FC Dallas mantuvo su buen paso tras vencer por la mínima diferencia a Seattle Sounders en la última fecha y a la vez logro llegar a 489 minutos sin recibir gol.

En los 16 enfrentamientos que han protagonizado los rivales de Texas, el Dynamo ha ganado siete, Dallas tiene tres victorias y se han dado tres empates. Jugando en Houston los naranjas han defendido bien su patio, permitiendo solamente un triunfo de Dallas en ocho partidos jugados en el Robertson; de los cuales cinco han sido ganados por el Dynamo con dos han sido empates.

“Creo que este equipo de Dallas es el más complicado que hemos enfrentado porque están muy disciplinados en su defensa y tienen jugadores muy peligrosos en el ataque sino es el mejor creo que es el más balanceado que ha venido a visitarnos”, comentó Kinnear.

“Lo que más me ha sorprendido de Dallas es lo bien que están haciendo las cosas sin David Ferreira”, concluyó el estratega.