En suspenso partido final entre Toronto y Vancouver

TORONTO.-- En algo totalmente inusual en una final de un torneo de fútbol, el partido entre Vancouver y Toronto FC, que se disputaba en la sede torontiana del BMO Field, fue suspendido cuando se disputaban 60 minutos, debido a una fuerte lluvia y tormenta eléctrica que se dejó sentir en esa ciudad, dejando en el limbo el marcador que hasta ese momento favorecía a Whitecaps, 1-0.

Con media hora por jugar, el árbitro central David Gantar, en coordinación con los auxiliares y las autoridades que rigen el Nutrilite Canadian Championship, decidió aplicar la regla de la FIFA que establece la suspensión de cualquier encuentro cuando las condiciones climatológicas no lo permitan.

El encuentro fue disputado casi en forma normalmente en los primeros 45 minutos, dejándose sentir una lluvia que comenzó a anegar el terreno de juego, aunque para ese momento las condiciones permitían manejo y control del balón, además que no había señales de tormenta eléctrica.

Bajo esas circunstancias era el equipo de Vancouver el obligado a buscar la victoria a cualquier costa, pues sólo de esa manera podía aspirar al título canadiense de fútbol por primera vez en su historia. El entrenador Teitur Thordarson vino con todo y con su acostumbrado sistema lento pero seguro comenzó a generar peligro en la meta de Stefan Frei, y apenas iniciado el cotejo, a los cinco minutos, el juvenil Omar Salgado tuvo una gran oportunidad, cuando recibió un pase por el centro, con dificultad por la marcación Dicoy Williams remató al arco, y el balón salió ligeramente desviado por un costado.

En una de esas llegadas de los visitantes vino el gol de la apertura en las piernas de Eric Hassli, al minuto 28, cuando recibió un pase al filo del área grande de Shea Salinas. Sacándose la marca defensiva metió un zapatazo al ángulo inferior derecho de Frei, quien pese a la estirada fue incapaz de evitar el 1-0 transitorio.

Toronto quiso responder y a los 31 Maicon Santos tuvo su mejor oportunidad, pero la marcación defensiva no le permitía mayores libertades; nuevamente a los 42 Santos recibió un pase del escurridizo Joao Plata, pero su disparo se fue muy desviado de la meta de Cannon. Y con la victoria parcial de Vancouver terminó la primera mitad.

La lluvia arreció en ese lapso, obligando a los réferis a retrasar el comienzo de la segunda mitad por 45 minutos. Cuando finalmente el juego fue reanudado era casi imposible para ambos equipos tener control y manejo del balón.

Luego de 60 minutos del cotejo el árbitro central David Gantar decidió suspenderlo, por una parte por las condiciones de la cancha de juego y por la otra ante la tormenta eléctrica que ponía en riesgo la integridad tanto de jugadores como de los asistentes al BMO Field.

La decisión causó malestar en el cuadro de Vancouver que no considera justo comenzar de cero un partido que tenía casi asegurado, aunque el entrenador Thordarson dijo acatar cualquier disposición de las autoridades canadienses.

Por su parte el entrenador torontiano, considerado el beneficiado con esta medida, dijo que es lamentable para Vancouver que se haya decidido de esa manera, pero fue lo mejor dadas las condiciones no solo de la cancha sino del clima en general.

Aun con la inconformidad del entrenador y jugadores de Vancouver Whitecaps, la Asociación Canadiense de Fútbol decidió reprogramar el partido contra Toronto FC para el 2 julio.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).