Real llega a los dos años de invicto como local

SALT LAKE CITY - A pesar de no ser un buen resultado el empatar en casa, hay lecturas positivas para el Real Salt Lake a resaltar luego del 0-0 ante el Dynamo la noche del sábado en el Estadio Rio Tinto.

Este próximo lunes se cumplen los dos años desde que el conjunto de Utah perdió su último partido de liga como local (16 mayo de 2009, 0-2 ante Kansas City). Por tanto, sigue aumentando el récord de invicto a 29 partidos consecutivos. Este, además, supone el primer empate de esta temporada, en donde ha sumado en siete de los ocho encuentros que ha disputado, con la excepción del 0-1 en Portland.

Por eso, quizás, su técnico Jason Kreis hizo unas declaraciones ambiguas al final del partido, en las que no definía su postura sobre lo ocurrido frente a Houston.

“El juego tuvo momentos de buen fútbol por nuestra parte, y otros menos afortunados, en especial en la primera mitad. [Collen] Wagner tuvo momentos de inspiración, pero la hace falta más presencia”, dijo Kreis, que no terminaba disconforme del todo con la igualada, porque valoró mucho el no encajar gol.   
Y, por la misma razón, también el técnico visitante Dominic Kinnear estaba muy contento con haber arañado un punto del Río Tinto.

“Este es un campo muy difícil, y ellos son un gran equipo. Nos vamos muy satisfechos con el empate. Tuvimos mucha paciencia y aguantamos muy bien en defensa. Estoy contento con el 0-0” dijo el DT del Dynamo.

“Estoy un poco frustrado conmigo mismo porque fallé un par de pases y dos remates de gol se fueron por fuera, pero hemos tenido otra blanqueada. Todos los puntos cuentan en la carrera por el título”, dijo, por su parte, Andy Williams, que estuvo muy activo desde que salió a cancha en sustitución de Wagner, primero como enganche y después jugando como segunda punta.

Todos los jugadores coincidían en que Salt Lake echó en falta la presencia de Morales.

“Es frustrante no haber conseguido el gol que nos diera la victoria. Hizo falta el último pase que define las jugadas de gol, y que Javi (Morales) hace también”, dijo Nat Borchers.

Arturo Álvarez salió de entrada como segunda punta junto a Álvaro Saborío y sigue notando falta de ritmo y no estar cómodo en la posición de punta.

“Agarro más confianza cuando tengo la pelota y encaro de frente, y en punta tengo que jugar más de espalda; pero lo importante es jugar y que el técnico confíe en uno” dijo el de origen salvadoreño, que estuvo más activo en la segunda mitad.

“Ellos son un equipo muy ordenado, muy fuerte, y aunque jugamos bien, sobre todo en la segunda mitad, no se dio el ganar. En la última de Andy pensé que la tenía pero no se consiguió. Al menos no se perdió y seguimos invictos en casa. Tenemos que seguir trabajando aunque sin Morales será todo más difícil”. 
 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).