El Fire estrecha lazos con su comunidad de Chicago

Gonzalo Segares and Cristian Nazarit train at Fire practice.

Photo Credit: 
Courtesy of Chicago Fire

Con la intención de estrechar sus lazos con la comunidad, el Chicago Fire dio a conocer una iniciativa que les permitirá realizar sesiones de entrenamiento en distintas comunidades.  Por primera vez en sus 14 años de historia, y desde que se inauguró su casa, el cuadro rojo cambiará las instalaciones del Toyota Park por campos de juego en escuelas u otros campos, esto con el fin de acercarse a la afición.

El primero de tres “entrenamientos en la comunidad”  que el Fire planea realizar en lo que resta de la temporada 2011 de la MLS, será el domingo 5 de junio, en la escuela Benito Juárez Community Academy.  El equipo y cuerpo técnico trabajarán en el campo de dicha escuela ubicada en el 1450-1510 Oeste Cermak en Chicago, justo en el barrio de Pilsen, un barrio predominantemente mexicano.

“Una de las metas del equipo es la de fortalecer nuestra relación con la comunidad y atraer a más de sus miembros y una manera de hacerlo es brindándoles el acceso tanto a nuestros jugadores como al resto del equipo”, declaró el Vicepresidente del Chicago Fire, Emigdio Gamboa.  “El practicar en la escuela Benito Juárez nos permite acercarnos a la comunidad utilizando el futbol como el medio”.

Estas tres sesiones de “entrenamientos en la comunidad” estarán abiertas al público.  Después de la sesión de trabajo en la escuela Benito Juárez, estudiantes y miembros de la comunidad que asistan tendrán la oportunidad de convivir con los hombres de rojo que estarán firmando autógrafos y conversando sobre el futbol.

La directiva de la escuela se declaró contenta de participar en esta nueva iniciativa del Fire.  “El día del evento (el entrenamiento) será sin duda un día especial pues acercará a nuestra comunidad para celebrar un día de deporte y diversión”, dijo el Director de la Escuela Benito Juárez Juan Carlos Ocón.  “Nuestros equipos de futbol de la escuela están emocionados por ver a los jugadores del Fire en acción, nuestros entrenadores esperan la oportunidad que les servirá de aprendizaje y para todos en general sabemos que será un día de fiesta con el Chicago Fire”.

El segundo de los “entrenamientos en la comunidad” será el 17 de julio en el suburbio de Naperville, donde el Fire jugo del 2002 al 2003 mientras el Soldier Field, entonces casa del Fire, estaba en plena remodelación.