D.C. United busca un respiro ante los Sounders

WASHINGTON, DC— El D.C. United (2-4-1, 7 puntos) entrenó esta semana dos veces en DC como parte de su preparación para enfrentar al Seattle Sounders (3-2-3, 12 puntos), en partido a realizarse este miércoles a partir de las 7:30 pm ET en el Estadio RFK, el primero de tres juegos seguidos que protagonizarán en la capital.

El United jugará su segundo partido en menos de una semana luego de caer goleado por segundo encuentro consecutivo en su última presentación ante el Dynamo 4-1 el pasado viernes en Houston.

Desde su regreso a la capital, el técnico Ben Olsen y sus jugadores han tenido que concentrase – en apenas dos sesiones de entrenamiento – en cómo encontrar la fórmula que le permita contener a su próximo rival, luego de los descalabros sufridos a la defensiva frente a los “Naranjas” y ante los Red Bulls, que también los goleó en su sede 4-0 el 21 de abril.

Para colmo de males, los capitalinos fueron eliminados hace una semana de seguir en carrera en la Copa Abierta de EE.UU. 2011, al perder en su sede alterna de Germantown, MD, frente al New England Revolution por 3-2. Y por si eso fuera poco, el armador montenegrino Branko Boskovic, autor de los dos goles ante los Revs, ha quedado fuera de acción indefinidamente por una seria lesión en la rodilla izquierda.

Olsen señaló a la prensa que “el tiempo de hablar se acabó” y que sus jugadores están “completamente concentrados” en recuperarse de sus últimas derrotas y encontrar nuevamente la senda ganadora.

“Tenemos muchos muchachos que pueden contribuir y ahora mismo hay algunos luchando por ganar minutos en el terreno de juego. Estamos concentrados en reaccionar enfrente de nuestros aficionados y tenemos que hacer las cosas bien”, dijo Olsen después del entrenamiento del martes en el RFK.

Entre los que luchan por un puesto en la alineación abridora se ubica el volante hondureño, Andy Najar, quien jugó en el segundo tiempo ante Houston y como abridor ante New England, luego de no participar en los dos encuentros previos de su club.

El partido contra Seattle será la reanudación de una corta pero aguerrida rivalidad para el United, que no ha podido ganarle a los Sounders en el RFK en los dos partidos en esa sede desde que ese equipo llegó a la liga en la expansión de 2009. Un triunfo y un empate en Seattle completan el récord del DC ante este nuevo rival que lo destronó de la Copa Abierta al ganarle la final de 2009 también en el RFK.

“Nosotros todos deberíamos mirarnos en el espejo y entender que éste no es un juego de niños. Si no jugamos con esfuerzo y deseos no vamos a ganar en esta liga”, dijo el capitán Dax McCarty. “Es cierto que somos un equipo joven pero la carencia de esfuerzo es inaceptable”, agregó.

El mediocampista aseguró que todos en el equipo saben que “pueden hacerlo mejor” pero que tiene que haber un total compromiso, “algo que no hubo en los partidos contra New York y Houston”.

En otros tiempos, para el United jugar en casa era sinónimo de imbatibilidad, aspecto que se ha perdido en los últimos años.

“Nuestro principal reto será recuperarnos completamente de las emociones vividas estas dos últimas semanas y salir a ganar el partido, lo que por supuesto no será fácil porque Seattle tiene muy buenos jugadores”, reconoció McCarty quien concluyó expresando que en estos tres compromisos en casa no tienen más alternativa sino la de “ganar los nueve puntos” en juego.