Mullan suspendido por nueve partidos adicionales

NUEVA YORK – La Major League Soccer dio a conocer el jueves una dura sanción para el mediocampista de Colorado Rapids Brian Mullan, a quien suspendieron por nueve partidos adicionales por la fuerte entrada que le hizo al volante de los Sounders Steve Zakuani, quien sufrió una fractura en su pierna derecha.

El Comité Disciplinario de la liga realizó el anuncio tras varios días de analizar el incidente que dejó a Zakuani en un hospital de Denver y a Mullan como ausencia de los entrenamientos de los Rapids. La suspensión a Mullan es la más larga en la historia de la MLS por un incidente sobre el balón.

Mullan ya tenía una suspensión automática de un partido tras recibir una tarjeta roja por la acción, que ocurrió al minuto tres del partido del pasado jueves entre Colorado y Seattle. El jugador se perderá un total de 10 encuentros y tendrá que pagar una sanción de $5.000 dólares. El jugador estará elegible para jugar de nuevo el 26 de junio, cuando los Rapids visiten al Columbus Crew. El Sindicato de Jugadores ha dicho que no apelará la decisión.

La suspensión es la más larga en la historia de la liga junto con la del ex jugador de Houston Dynamo Ricardo Clark, quien fue suspendido por 10 partidos y sancionado a pagar $10.000 dólares después de darle una patada a ex jugador de FC Dallas y actual delantero de Philadelphia Union Carlos Ruiz en el 2007.

El incidente ocurrio temprano en el partido en el Dick’s Sporting Goods Park en Commerce City, Colorado, cuando Mullan – aparentemente enojado por no recibir el llamado del árbitro por una falta sobre él – le entró fuertemente con la pierna derecha a Zakuani, quien instantáneamente cayó al césped retorciéndose de dolor.

“Lo siento por Steve; nunca fue mi intención lesionarlo en lo más mínimo”, le dijo Mullan a la página oficial de los Rapids después del partido. “Fue una entrada que he hecho muchas veces, y una que probablemente haré de nuevo”.

“No tuve la intención de herirlo”, agregó. “Fue algo imprevisible; me disculpo y le deseo una pronta recuperación”.

Mullan no se reportó a la práctica de los Rapids el martes, y el DT del equipo, Gary Smith, le dijo a la prensa que el jugador se encontraba “perturbado” y “visiblemente agitado” por el incidente. Smith también reveló que Mullan había preguntado acerca de la posibilidad de tener asesoría psicológica para lidiar con el incidente.

Cabe mencionar que una suspensión por expulsión es algo muy extraño para Mullan, quien es uno de los volantes más experimentados de la liga y ha sido campeón de la Copa MLS en cinco ocasiones. Antes del incidente, el mediocampista no había recibido una tarjeta roja desde el 2006, cuando jugaba con Houston Dynamo. El jugador ha sido expulsado solamente cuatro veces en una carrera de 263 partidos de la temporada regular.

Zakuaki, por su parte, continúa recuperándose en el Rose Medical Center en Denver después de someterse a una cirugía el viernes. A pesar de que se desconoce el tiempo oficial que el volante estará por fuera de las canchas, se espera que Zakuani se pierda toda la temporada.

El mediocampista divulgó algunas declaraciones por medio de una carta a su afición, donde dijo que “no puedo agradecerles lo suficiente a mi familia, amigos y aficionados por el cariño que me han brindado”.

“Después de 24 horas, he recibido cerca de 400 emails, cientos de mensajes en Facebook, 62 mensajes de texto y varias llamadas telefónicas desde todas partes del mundo”, dijo Zakuani en la carta.

“Gracias por su cariño, pensamientos y oraciones por mí”.