Crónica: Monterrey 1-0 Real Salt Lake... RSL se queda a un gol de la Gloria

SANDY, Utah. – Una noche histórica fue vivida en Utah el miércoles. Auténtico ambiente de fútbol de los grandes acontecimientos en el que el Real Salt Lake no pudo conquistar la gloria deportiva al perder 0-1 (2-3 en el marcador global) ante los Rayados de Monterrey, que se proclamó por primera vez Campeón de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

En una gran noche de fútbol, con el estadio Río Tinto lleno hasta la bandera (20.378 espectadores), el Real perdió también su imbatibilidad de casi dos años como local y se quedó a un gol de clasificar para el Mundial de Clubes de la FIFA.

Impresionante el ambiente en el Estadio Río Tinto. Lleno absoluto, una marea roja como no se había visto nunca en los siete años de historia del equipo. Tal es así, que los varios cientos de aficionados del Monterrey quedaron diluidos por la marea roja. Eso no había ocurrido nunca en Utah teniendo a un mexicano como rival.

El Real inició sin esperar a Monterrey, y tuvo sus primeras llegadas con un monólogo de Fabián Espíndola que rompía el orden defensivo visitante por derecha e izquierda. A los cinco, un centro de Robbie Russell llega hasta Espíndola que a la media vuelta intenta sorprender a Jonathan Orozco, pero su disparo le sale algo mordido y flojo.

Dos minutos más tarde lo intentó de cabeza, también por derecha a centro de Javier Morales, pero el desvío le salió alto. En el nueve, de nuevo Espy, esta vez por su lado favorito la izquierda, peleó un balón anticipándose a Basanta, y su remate cruzado pasó rozando el palo.

En el siguiente ataque el delantero argentino monarca provoca un córner que es ejecutado por Morales y cabeceado por Nat Borchers que sale muy cerca del palo derecho. En el minuto 15 el árbitro panameño le perdonó una clara tarjeta amarilla a Ricardo Osorio por una fea entrada por detrás sobre Andy Williams.

El dominio del juego y la pelota fue totalmente local durante los primeros veinticinco minutos. Los Rayados parecen que estaban cómodos, bien asentados en cancha, esperando conectar una contra. Pero su figura, Humbeto “Chupete” Suazo apenas había tocado un balón.

A partir de ahí, el juego se volvió más equilibrado, con algunas llegadas a balón parado de los mexicanos, y también algunos contactos más allá de lo deportivo, que trajo consigo una tarjeta algo rigurosa a Espíndola, que estaba en todas. La primera llegada visitante se produjo en el minuto 31’ con un disparo Sergio Santana en primera intención que salió raso pegado al palo izquierdo.

En el 38’ apareció por fin el chileno Suazo mostrando su peligrosidad con un disparo desde el borde del área, tras a Olave que pasó rozando el travesaño. Los últimos minutos fueron de nervios e imprecisiones con amarilla para Sergio Pérez por agarrar a Morales cuando se le iba.

En el minuto 46’, en la única ocasión de gol de Monterrey, el Chupete Suazo adelantó en el marcador a los visitantes tras una gran pared con Santana que penetró por izquierda y Suazo se anticipó y batió picando la pelota ante la salida de Nick Rimando.

El gol fue un jarro de agua fría para el conjunto monarca que había controlado el balón durante todo el primer periodo y había llegado mucho más. A los Rayados le bastó una sola oportunidad para desequilibrar y ponerse por delante.

Arrancó la segunda mitad con la entrada de Tony Beltrán como lateral izquierdo por Russell, por la preocupación de Jason Kreis por tapar esa banda con algo más de velocidad. Al Real se le veía algo precipitado y ansioso por anotar el gol que necesitaba para volverlo a poner en ventaja.

En el 55’, tras el primer córner a favor del Real, tercero del partido, vinieron varios rechaces que aprovechó Olave enganchando un tremendo disparo desde el borde del área, de volea, que pasó lamiendo el travesaño. Santana fue salió lesionado teniendo que entrar Abraham Carreño, no sin antes enfadar al público por la pérdida de tiempo.

A los 63’ minutos Kreis pone toda la carne en el asador y da entrada al salvadoreño Arturo Álvarez por Andy Williams en busca de mayor profundidad. El mensaje la llegó al equipo que se volcó al ataque, no sin antes llevarse al susto en rápidas contras rayadas como una en la que Olave le quito de la punta de la bota el remate a Suazo dentro del área en el 67’.

El partido estaba espectacular y abierto a que alguno de los dos equipos pudiera sentenciar. El técnico regio Vicente Manuel Vucetich agotó los cambios quitando hombres ofensivos y metiendo gente más defensiva para aguantar el resultado. Mientras los locales se volcaban más corazón que cabeza.

El joven brasileño Paulo Jr. entró en el minuto 84’ por un exhausto Espíndola, buscando el milagro y la sorpresa. Con cuatro minutos extras, el Real acarició el gol en dos claras ocasiones de Morales y Olave, pero el milagro no se dio, y el Real se quedó a un gol de la Gloria y de la historia.

Monterrey 1-0 Real Salt Lake

Monterrey gana la Liga de Campeones CONCACAF con un marcador global de 3-2.

Goles:

MTY -- Humberto Suazo (Sergio Santana) 46+

Alineaciones

Monterrey -- Jonathan Orozco, Sergio Perez, Jose Basanta, Hiram Mier, Ricardo Osorio, Neri Cardozo (Severo Meza 77), Sergio Santana (Abraham Carreño 60), Walter Ayovi, Hector Morales, Osvaldo Martinez (Duilio Davino 74), Humberto Suazo.

Real Salt Lake -- Nick Rimando, Robbie Russell (Tony Beltran 46), Jamison Olave, Nat Borchers, Chris Wingert, Andy Williams (Arturo Alvarez 64), Ned Grabavoy, Javier Morales, Will Johnson, Álvaro Saborío, Fabián Espíndola (Paulo Araujo Jr. 85).

Disciplina:

RSL -- Fabián Espíndola (tarjeta amarilla) 30

MTY -- Sergio Pérez (tarjeta amarilla) 42

MTY -- Osvaldo Martinez (tarjeta amarilla) 74

MTY -- Ricardo Osorio (tarjeta amarilla) 75

MTY -- Humberto Suazo (tarjeta amarilla) 92+

Árbitro: Roberto Moreno (PAN)

Asistentes 1,2: -Daniel Williamson (PAN); Jaime Smith (PAN)

Cuarto Oficial: Jafeth Perea (PAN)