Fagundez contento de debutar profesionalmente con los Revs

BOYDS, Md. – Diego Fagundez necesitaba un documento muy particular para poder ser parte de la escuadra de New England que le ganaría a D.C. United por 3-2 en la Copa Abierta de Estados Unidos el pasado martes.

Los oficiales del Revolution le dejaron muy claro a Fagundez lo que tenía que hace si quería ser parte del plantel: no viajaría si el club no recibe a tiempo una aprobación por escrito de su escuela secundaria, Leominster High School, para dejarlo ir.

Afortunadamente para el joven uruguayo de 16 años de edad, jugador de la academia juvenil de los Revs, la administración del colegio le permitió perderse un par de días de clase para poder realizar su debut profesional.

“Primero, tuve que preguntarle por permiso a mi escuela”, le dijo Fagundez a FutbolMLS.com después del partido. “Ellos me dieron tres días para poder venir y jugar aquí”.

A pesar de que el permiso le aseguro a Fagundez el viaje, no le aseguro que sería parte del partido, ya que esa decisión cae en el cuerpo técnico del equipo.

El volante había entrado como substituto en el partido de reserva que perdió su equipo ante United el 26 de marzo y entrenó con el primer equipo durante las vacaciones colegiales, pero desde el principio el joven elemento sabía que eso no le garantizaría minutos en el partido de la Copa Abierta.

“No sabía si iba a poder jugar o no cuando llegue, pero [el DT] Stevie Nicol pensó que podía jugar”, dijo Fagundez. “Estuve muy contento de poder entrar y le di con todo”.

Fagundez ingresó al partido del martes en remplazo de Ousmane Dabo al minuto 76 y tuvo una energética presentación durante su corto tiempo en el campo. El volante por poco anota sobre el final del partido cuando un tiro suyo pasó cerca de la portería rival tras un contraataque.

“Pensé que entraría; pasó muy cerca”, dijo Fagundez. “Si tan solo le hubiera metido más curva al balón”.

El DT Nicol dijo que la oportunidad de Fagundez de anotar demostró la confianza que se tiene el jugador.

“No tuvo la suerte de anotar, pero no es timido. El en la cancha es igual que los demás”, dijo Nicol.

Los minutos en el campo de juego le dieron un final feliz a una aventura de algunos días para Fagundez, quien tendrá que regresar a los cuadernos y libros el jueves, aunque lo hará con una sonrisa después de la experiencia.

“Estaba contento con solo viajar aquí, ¿pero jugar? Ahora si estoy mucho mas feliz”, concluyó Fagundez.