Copa Abierta: Revolution elimina a D.C. United

BOYDS, Maryland – Con dos goles del delantero zimbabuense Kheli Dube, y uno de  su compañero Alan Koger, el New England Revolution derrotó por 3-2 al D.C. United y lo dejó fuera de la Copa Abierta de EE.UU. 2011, en partido escenificado en el Maryland SoccerPlex de Boyds, Maryland.

El montenegrino Branko Boskovic tuvo una destacada actuación por el D.C. United y con dos goles en la etapa complementaria metió a su equipo nuevamente en el partido, antes de quedar fuera de acción en los minutos finales del encuentro víctima de una fuerte entrada de un rival.

Con este resultado, New England ganó el derecho a disputar un puesto en la ronda de dieciséis del torneo frente al ganador del partido entre Sporting Kansas City y Houston Dynamo.

El mediocampista hondureño del D.C. United, Andy Najar, regresó a la alineación titular del D.C. United y desde los primeros minutos del partido su presencia se hizo notar al realizar combinaciones con su compañero zimbabuense Joseph Ngwenya, aunque el atacante africano fue capturado dos veces en posición adelantada en los primeros minutos del partido.

Najar se desempeñaba por el flanco derecho y Santino Quaranta lo hacía por la izquierda sumándose al ataque al tratar de hacer llegar también algunos balones a Ngwenya, el delantero de mayor proyección en lo que iba de juego por el United, que colocó también en punta al novato Blake Brettschneider.

Mientras que se cumplía el primer cuarto de hora de juego, Najar seguía tratando de llevar la iniciativa desde la zona media pero el técnico visitante, Steve Nicols, ya había instruido a sus jugadores para ejercer una mejor marcación sobre el carrilero centroamericano que no podía encontrar los espacios para movilizar más efectivamente el balón.

Al 24’ Boskovic lo volvió a intentar con otro disparo de media distancia tratando de agarrar descolocado al meta Bobby Shuttleworth, pero su conexión se fue muy larga por un costado de la portería.

Mientras tanto, los volantes de contención y defensores del DC se las arreglaban para desorganizar las escuálidas intentonas de los Revs, que tampoco encontraban espacios al no arriesgar los suficiente temiendo un contragolpe del United.

Sin embargo, al 34’, Mansally le combinó un balón a Dube quien desmarcado impunemente de los defensores locales quedó solo frente a Onstad para marcar el primer gol del partido.

Con el 1-0 en el marcador, el DC intentó responder inmediatamente y fue Najar otra vez quien en posesión del balón lo soltó rápido para Brettschneider pero la conexión del delantero fue muy elevada perdiéndose una buena oportunidad para el empate.

Mansally quería más goles y amenazó con aumentar la ventaja con otra fuerte conexión aunque esta vez le salió desviada para irse sin ningún peligro por la raya final.

Quaranta quiso incorporarse más a la ofensiva y cambió de lado otra vez para Ngwenya, quien esta vez remató de cabeza sin efectividad, tal como pasó sobre el pitazo final con Brettschneider, quien tampoco nada pudo hacer para impedir que su equipo se fuera perdiendo por la mínima diferencia al descanso de la primera mitad.

El nivel de juego y nula efectividad que mostraron los capitalinos en la etapa inicial permitía presagiar que las cosas se irían por una sola calle y el Revolution se encargó de comprobar esta hipótesis al marcar Dube su segundo de la noche a dos minutos de la reanudación, ante un pase de Alan Koger que entró como sustituto al 46’.

Boskovic comenzó a tomar mayor iniciativa por el United para tratar de descontar y meterse de nuevo en el partido y minutos después volvió a ejecutar de tiro libre ante una falta contra el costarricense Kurt Morsink pero el balón se estrelló del palo.

Ben Olsen envió a la cancha a Chris Pontius por Brettschneider y tres minutos después a Charlie Davies por Ngwenya pero las cartas ya estaban para el United que vio caer su valla por tercera vez al 69’. Esta vez fue Koger quien remató una jugada orquestada por sus compañeros y envió el balón al fondo de la red después de un despeje de Onstad.

La perseverancia de Boskovic le dio resultados al anotar su gol tres minutos después ante un pase de Davies, una conquista que salvaba la honrilla del United en su sede alterna del Maryland SoccerPlex.

Pero Boskovic no se daba por vencido y en la vuelta 84’ volvió a descontar con su segundo de la noche ante un pase de Najar poniendo el partido 3-2.

United se lanzó completamente al ataque mientras que el Revolution se arrinconaba atrás para defender la mínima diferencia. En los minutos finales del encuentro Boskovic recibió una falta de Koger que lo dejó fuera de acción, quedando el DC con diez hombres para intentar el empate en los seis minutos de descuento, periodo que transcurrió sin que se revirtiera el resultado para los Revs.