RSL tiene que aprovechar valioso empate ante Monterrey

En el fútbol hay empates que saben a victoria, y este fue el caso para el Real Salt Lake, quienes consiguieron uno de los mejores resultados que se pueden obtener para una serie a doble vuelta, con doble valor de los goles fuera de casa y partido final de local.

El valiosísimo empate 2-2 en el estadio Tecnológico de Monterrey será el que tendrá que proteger el conjunto monarca ante los Rayados en el partido de vuelta de la Liga de Campeones de CONCACAF que se disputará este miércoles a las 10 pm ET (televisado por Fox Soccer y TeleFutura).

“El resultado es enorme. Ahora hay tres resultados que nos harán avanzar (a Japón, al Mundial de Clubes). Cero a cero, uno a uno, o cualquier clase de victoria", dijo el DT monarca Jason Kreis de la igualada en México. Aunque, de todas formas, nadie se confía ni dan la final por resuelta.

“Sería un grave error de este equipo pensar que lo tenemos ya resuelto. Ellos demostraron ser muy fuertes, con grandes jugadores, y nos pondrán las cosas muy difíciles en nuestro estadio”, declaró Javier Morales justo minutos después de acabado el encuentro de la ida, y convertido en uno de los héroes de la ida.

ESCUCHA A JAVI MORALES EN EL PODCAST TIRO LIBRE

A falta de un minuto para el tiempo reglamentario, Morales hizo un golazo en una gran jugada personal tras recibir un pase de Arturo Álvarez, recortando en medio de tres defensores para buscar después superar al arquero con un excelente tiro cruzado. Probablemente será uno de los tantos más importantes para la historia de la MLS.

Ese gol puede ser vital para que el Real vaya a su inexpugnable Estadio Río Tinto, donde no pierde desde hace 34 partidos y casi dos años en todas las competiciones, no solo con más margen de confianza propia sino también con la desesperación del rival al que sólo le vale ganar. Para este tipo de competencias esos son factores determinantes.

De ahí que analistas como Grant Wahl de Sports Illustrated o Pablo Attlfield del The Globe and Mail de Canadá proclamen ya que el gol de Morales pueda convertirse en el más importante de la historia de la MLS. “Sí ganamos, conseguiremos el mayor éxito que la MLS ha tenido en su historia”, dijo Dave Checkett, el fundador del RSL.

Baste decir que hay una bolsa de $18 millones para repartir entre todos los equipos que participen en el torneo oficial de la FIFA. Claro está, que hablamos de dinero no de “alcanzar la Gloria” como la denominó el gran cerebro argentino del Real. Ya casi la tocó con sus dedos, y esa sí que no se reparte.

"Los grandes jugadores hacen grandes jugadas en los partidos más importantes", dijo Kreis en referencia a Javier Morales. No se puede definir mejor, ni estar más de acuerdo. Justo lo que diferencia una gran estrella de un gran jugador.

Morales está dando lo mejor de su carrera como futbolista, y avanzando más allá de ser sólo un buen jugador. Y si no lo dio antes fue por las inoportunas lesiones que le cortaron su trayectoria. Como la de la final del 2009 ante Galaxy, o la del inicio del pasado año que se lesionó en la quinta jornada, empezando tan fuerte como este.  

En el primer partido quedó patente que Rayados tiene mejores individualidades, pero el Real tiene mejor juego y equilibrio de conjunto, que se acrecienta de manera espectacular con más de 20 Mil aficionados jaleando, como es lo que tendrá este miércoles en el Río Tinto con todo el aforo ya vendido.

Se confirma que Aldo de Nigris y Luis Pérez serán bajas de tres semanas por desgarros musculares, por lo que no estarán en Utah. Además, De Nigris se encuentra suspendido. Los locales pierden a su vez al capitán Kyle Beckerman al ser amonestado en el Tecnológico. El hecho fue calificado como “devastador” por Beck.

Hasta en esas bajas el Real sale favorecido. Pero Monterrey ha demostrado que juega tan bien dentro como fuera de su estadio, y su técnico no ha perdido todavía una final. Las estadísticas valen para muy poco cuando hay un equipo como el RSL que está rompiendo todos los registros, y escribiendo su propia leyenda con apenas siete años de vida.

 A los monarcas les basta con no perder, o empatar a cero, o a uno, para proclamarse Campeón, avanzar al Mundial de Clubes representando a la MLS, y alcanzar el objetivo que ningún otro equipo de Estados Unidos y Canadá haya logrado jamás.