La clave de los Revs fue su concentración

FOXBOROUGH, Mass. – La concentración de New England Revolution no permitió que la frustración se apoderara de ellos durante la victoria del club el sábado por 3-2 ante Sporting Kansas City.

Kei Kamara anotó su segundo gol de la noche desde la mancha penal para darle una ventaja de 2-1 a Sporting KC al minuto 69. Sin embargo, los Revs – furiosos con la marcación del penalti – se enfocaron en el partido y sacaron el resultado.

“Cuando ellos anotaron, nos dimos cuenta que no podíamos hacer nada [por el penalti]”, dijo el capitán Shalrie Joseph. “Solamente teníamos que mejorar nuestro nivel y tratar de empatar. Afortunadamente para nosotros, lo hicimos y ganamos esta noche”.

Fue Joseph quien le dio el empate a su equipo tras cabecear un centro por parte de Kenny Mansally al minuto 72.

“Mansally mandó un gran balón a un espacio peligroso”, dijo Joseph. “Lo único que tuve que hacer era darle un poco de contacto. Vi al portero salir un poco y trate de ponerlo en al palo opuesto. Afortunadamente para mí, [el balón] entró”.

Aurelin Collin de Sporting recibió una tarjera roja cuatro minutos después, dándole a los Revs una ventaja numérica que supieron aprovechar.

“Fuimos al partido con la mentalidad de que teníamos que sumar tres puntos, especialmente en casa”, dijo Joseph. “Cuando perdieron un hombre, definitivamente tratamos de meter el penal más al fondo. Empezamos a empujar más para tratar de sacar los tres puntos y esa victoria”.

El gol decisivo llegoo al minuto 83, cuando Zak Boggs tuvo el espacio suficiente para sacar un centro al primer palo. Rajko Lekic perdió su marca y alcanzó el balón de cabeza para sellar el triunfo.

“Su cabezazo fue fantástico”, dijo el DT del Revolution Steve Nicol. “Es una pura definición de delantero; eso es lo que más necesitamos de él”.