Por la Copa Atlántico

DC-NY_DL

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON- Motivado por el contundente triunfo a domicilio ante Toronto FC, el D.C. United se prepara para intentar recetar la misma medicina en casa al New York Red Bulls, cuando lo reciba el jueves 21 a la 8pm, ET en el Estadio RFK, en el primer partido de la Copa del Atlántico 2011, entre dos de los rivales más encarnizados de la costa este del país.

Es cierto que Nueva York llegará a la capital con una plantilla liderada por el francés Thierry Henry, quien ya marcó su primer gol, y el mexicano Rafa Márquez, quien se ha ido afianzando en la zaga taurina, y con la confianza bien en alto por la goleada propinada en la última fecha a San Jose Earthquakes.

Pero en DC, el optimismo está por las nubes por la respuesta que están dando jóvenes como Perry Kitchen, Chris Korb y Ethan White, tres novatos defensores que se han visto amparados bajo la gran actuación de Charlie Davies, líder goleador de la liga, y Chris Pontius, quien con sus dos goles en Toronto demostró que su año de novato en 2009 no fue obra de la casualidad.

Pontius se las ha arreglado hasta ahora para ser titular indiscutible del mediocampo abridor del técnico Ben Olsen, un sector por lo demás competido en la nómina de los capitalinos.

“Me siento bien de anotar por primera vez y hacerlo dos veces en un mismo partido en esta temporada”, dijo Pontius.

“He estado trabajando mucho en mi definición porque marcar goles es uno de mis trabajos en este equipo”, agregó el egresado de la Universidad de Santa Barbara, California, quien no marcaba desde que en su reducida temporada de 2010 lo hiciera también con doblete ante el Sounders en Seattle.

Ootro de los aportes ofensivos de DC, es sin duda Charlie Davies, quien lleva cinco goles y lidera a la liga en ese departamento ofensivo, siendo el principal responsable de los dos triunfos y un empate del club que con siete puntos llega a la cita ante Nueva York en la tercera casilla de la Conferencia Este a sólo un punto de los Red Bulls, ambos con oportunidades de alcanzar al líder Philadelphia con un triunfo en DC.

Aparte de las individualidades, para el DC la Copa del Atlántico tiene una importancia particular por tratarse Nueva York, al igual que New England, de uno de sus dos fuertes y antiguos rivales de la costa este del país, frente al que tiene récord vitalicio de 29-18-7, con 17 victorias en el RFK, que le han hecho acreedor del simbólico trofeo en siete oportunidades desde 2002.

“Ellos no son los Red Bulls que hemos dominado en estos siete años”, dijo Olsen en referencia a la reestructuración de Nueva York “Es emocionante tenerlos de regreso en el RFK y continuar la rivalidad, especialmente ahora que venimos de un gran triunfo. Esos juegos son un poco más especiales y de mayor esfuerzo físico.

Es un partido muy especial cada vez que los enfrentamos y continúa siendo una de las mejores rivalidades de la liga”, agregó Olsen, quien como jugador fue parte integral de esas siete copas del Atlántico que se llevó su club, incluido un “hat trick” en 2007 en el RFK.

Pero así como hay juventud de sobra en el United también hay veteranos como el volante de contención Clyde Simms, quien como Olsen ha estado presente en la mayoría de los trofeos regionales ante Nueva York.

“Ellos han hecho obviamente muchos movimientos y se han mejorado en los últimos años y sé que va a ser un interesante juego y con una gran atmósfera para nuestros aficionados”, acotó Simms.

Un marco que sin duda promete una gran batalla en el RFK y que los aficionados de todo el país podrán disfrutar por la transmisión televisiva de ESPN2 Deportes.