Hablando de la MLS con Pablo Mastroeni

Pablo Mastroeni en Hablando de la MLS

Photo Credit: 
Getty Images

En esta séptima edición hablamos con Pablo Mastroeni, capitán y mediocampista del Colorado Rapids. En su décima temporada con el actual campeón de la Copa MLS 2010, Mastroeni se ha posicionado como uno de los futbolistas más reconocidos y prominentes de la Major League Soccer, y de la historia del fútbol en los Estados Unidos. Nacido en Mendoza, Argentina, Mastroeni emigró con su familia hacía los Estados Unidos cuando tenía cuatro años.

El volante ha vestido la camiseta de la selección de los Estados Unidos en 65 ocasiones, entre ellas dos Copas Mundiales de la FIFA, en 2002 y 2006. Mastroeni habló acerca de sus expectativas para 2011, de los futbolistas latinoamericanos, la Copa Oro, la selección de los EE.UU., y de su familia – con quienes comparte los mejores momentos de su vida.

Sobre la temporada regular y el Colorado Rapids

Después de tres años en los cuales no clasificaron a la Liguilla, la temporada pasada lograron el campeonato, ¿Cómo se vive ahora el ambiente al interior del club?

“Después de no llegar a los Playoffs, creció la presión para levantar el nivel del equipo, y luego del campeonato conseguido el año pasado, el equipo ahora tiene más confianza, y lo más importante es que estamos jugando un mejor estilo de fútbol. Estamos jugando con mucha confianza, y sabemos que ahora le podemos ganar a cualquier equipo de esta Liga si estamos unidos y trabajamos fuerte. Tenemos jugadores con mucho talento, y si alguno de los titulares se lesiona o no puede jugar, siempre habrá alguno que este ahí esperando su oportunidad para demostrar lo tiene para aportar y además manteniendo el mismo nivel”.

Han empezado la defensa del título con el pie derecho, ¿cuál es la meta de los Rapids para este 2011?

“En esta Liga vamos a perder algunos partidos y vamos a ganar otros, eso lo sabemos. Por lo mismo, la meta del equipo es mejorar futbolísticamente con cada partido y no olvidar los detalles que nos llevaron a ganar la Copa [MLS] el año pasado. Lo más importante hasta el momento es que hemos tenido la posibilidad de concretar las opciones que hemos tenido; en algunos de los partidos pasados, de cuatro opciones de gol conseguimos tres anotaciones. Y estamos seguros que eso no va a pasar todos los partidos, pero ahí es cuando tenemos que darnos cuenta de los detalles en los que debemos mejorar y que nos van a ayudar a tener mejores resultados”.

El partido ante Real Salt Lake va a ser un encuentro entre dos de los mejores equipos de la Liga hasta el momento, y es además el inicio por la disputa de la Copa de la Montañas Rocosas. ¿Qué expectativas tienen para ese encuentro?

“Tenemos que tomar cada partido de la manera más seria posible. No va a haber ningún partido fácil en esta Liga, y por eso tenemos que mejorar tras cada encuentro. [Real] Salt Lake es un equipo que andaba muy bien el año pasado y en este, ni se diga, porque tienen jugadores muy peligrosos que pueden marcar en cualquier minuto”.

La mayoría del equipo está conformado por jugadores jóvenes. Como capitán, ¿Cuáles son las instrucciones suyas para cada uno de ellos cuando salen a la cancha?

“Lo más importante es llegar a cada entrenamiento con una muy buena actitud, porque cada día todos llegamos a aprender. Hasta yo estoy aprendiendo con cada entrenamiento acerca de las áreas del fútbol donde necesito mejorar. Yo siempre les digo a los jóvenes que estos entrenamientos no son para ayudar a quienes van a jugar los fines de semana, sino para ayudar a todos los jugadores, ya que siempre hay algo que te enseña el fútbol. Eso va desde el lunes hasta el viernes, y luego tienes un regalo que es jugar el fin de semana, después de todo el esfuerzo y el trabajo que hiciste durante la semana. Así que más que hablarles antes de salir a la cancha, yo les hablo todos los días porque siempre hay algo que aprender”.

¿Cuál será el equipo a vencer en la MLS en esta temporada?

“Creo que [Real] Salt Lake es un equipo que ha demostrado que le puede ganar a cualquiera en la Liga y lo mismo en [CONCACAF]. Es un equipo que técnicamente, creo, es el mejor de la Liga, y también con su técnico [Jason Kreis] trabajan muy fuerte tácticamente y ha demostrado cómo se juega al fútbol en esta Liga. Por eso cuando jugamos ante Real Salt Lake tenemos un excelente partido, y si podemos vencerlos a ellos, podemos vencer a cualquier otro equipo de la Liga”.

Sobre el talento latino en la MLS

Hay más de 100 jugadores provenientes de Latinoamérica en la MLS, incluyéndolo a usted; algunos de ellos se ubican en las primeras posiciones de la tabla de goleo. ¿A qué se debe el éxito de los jugadores latinoamericanos?

“A esta Liga le hace falta jugadores habilidosos. Por eso creo que los jugadores latinos traen un ingrediente que nos hace falta acá en los Estados Unidos. Jugadores como [Javier] Morales, [David] Ferreira, son futbolistas que tienen y aportan algo especial en la Liga. Hay equipos que no tienen jugadores así, y que pueden cambiar un partido en cualquier minuto. Son jugadores raros en este país porque si hablamos de la selección, no hay un jugador ahora con el estilo de lo que fue Tabaré Ramos. La técnica y las habilidades vienen de ese fútbol que se juega en Latinoamérica”.

Sobre la Copa Oro

Con la Copa Oro a la vuelta de la esquina, ¿Cómo ve la participación de la selección estadounidense de Bob Bradley?

“La historia de Copa Oro siempre ha favorecido a los Estados Unidos, sobre todo porque se juegan la mayoría de los partidos en casa, acá en los EE.UU. Creo que eso es una ventaja muy grande que en vez de jugar en México, en Guatemala, u otros países en donde es muy difícil jugar. También creo que va creciendo el fútbol en este país, y hay muchos jóvenes que están demostrando que pueden jugar a cualquier nivel”.

¿Cuál es el mejor recuerdo que tiene vistiendo la camiseta de las barras y las estrellas?

“Para mí fue cuando vencimos a Portugal en la Copa Mundial 2002. En ese momento me di cuenta que jugaba al fútbol en un nivel al que he soñado toda mi vida. Cuando se terminó ese partido y vimos que le habíamos ganado al equipo que tenía 10 u 11 estrellas del mundo del fútbol en ese momento, me di cuenta que los sueños se hicieron realidad”.

Mastroeni a fondo

¿Cuál es el momento de mayor satisfacción en su vida personal?

“Cuando me casé con mi señora, porque me casé con mi mejor amiga desde [que tenía] los 16 años. En ese momento yo sabía que iba a tener todo el apoyo, porque siempre sacrificó mucho de su vida, para ayudarme a llegar hasta donde estoy en el mundo del fútbol. En ese momento supe que íbamos a tener una vida muy linda, y una vida en la que ambos podíamos disfrutar”.

¿Qué tipo de música es la que más le gusta? ¿Alguna en especial antes de cada partido?

“Antes de los partidos me gusta relajarme un poco, para así poder concentrarme en las jugadas y los movimientos que voy a hacer durante el encuentro. Por eso me gusta escuchar mucho el reggae, especialmente Bob Marley, porque me relaja mucho. Además, también te da un poco de ritmo esa música”.

Sabemos que es un músico talentoso, ¿Está trabajando en alguna canción en este momento?

“Hace mucho que no voy a un estudio para grabar música. No tengo el tiempo ahora, porque tengo dos nenes, un varón de seis y una nena de cuatro, que necesitan mucho tiempo con sus padres. Pero cuando tengo así sea media hora, me gusta tocar con la guitarra un poco de reggae – un poco de Ben Harper, otro poco de Jack Jonhson -, música bien suave para estar tranquilo y relajarse. La toco sobre todo para los ‘pibes’, porque les encanta que su padre toque la guitarra”.

En cuanto a su hijo mayor, Gianluca (6 años), ¿Lo veremos también a él jugando fútbol?

“Él empezó a jugar hace dos años y le encanta el fútbol. Todavía no me pide consejos en cuanto a cómo se conduce el balón, cómo se hace esto o lo otro; él lo hace todo según lo que piensa es correcto. A veces yo me le acerco para enseñarle algo, y siempre me frena y me dice: ‘Papá, cuando sea mayor yo no quiero jugar para los Rapids’ [Risas], y le digo: ‘No, yo solo te quiero enseñar’, y me responde: ‘No, papá. Yo ya sé cómo hacerlo, yo lo quiero hacer así…” [Risas]. Ya se llegará el tiempo en que le enseñe un poco más, pero por ahora quiero dejarlo con lo que sabe, con eso estamos todos en paz en la casa”.

Además de futbolista y músico, también cocina, ¿Quién hace la cena en la casa?

“Yo cocino cada noche. Me pongo el delantal y siempre comienzo a cocinar a las 5:30 p.m. Tengo varios libros de cocina y empiezo a mirarlos antes con eso tengo una idea, luego voy a comprar la mercadería y de ahí me quedo en la cocina con la música, y me pierdo por completo en ese tiempo. No pienso en ninguna otra cosa, y más que nada me trae calma a la vida. Después, lo mejor, la familia se sienta en la mesa juntos y lo disfrutamos todos. Para mí es un momento de apoyo con la familia al lado, escuchando música, y relajados”.