¡Viva la vinotinto! Colorado se consagra campeón de la Copa MLS 2010

TORONTO -- Contra todos los pronósticos y llegando desde atrás en el marcador, Colorado se coronó campeón de la MLS por primera vez en su historia al derrotar al FC Dallas por un agónico 2-1 en la Gran Final.

Igualado a un gol en el segundo tiempo extra, el cuadro vinotinto marcó el gol del campeonato en el BMO Field cuando un remate dentro del área del suplente Macoumba Kandji rebotó en el defensor George John y terminó en el arco de Kevin Hartman, nada que hacer para impedir el tanto en contra.

Fue la culminación de la gran remontada de Colorado, que empezó a dar vuelta a la Copa MLS 2010 al minuto 57 con el gol del empate de Conor Casey. Dallas se había puesto en ventaja a los 35’ por intermedio del MVP de la liga, el colombiano David Ferreira.

Jugando su primera final, el cuadro texano dio un aviso en las primeras de cambio, con un cabezazo de Atiba Harris que pasó cerca del poste del arquero Matt Pickens.

Con el avance de los minutos, ambos equipos comenzaron a desarrollar su esquema de juego.

Colorado se mostraba arriesgado, decidido, empujando desde su media cancha para aprovechar a Jamie Smith y Casey, que se turnaban entre el centro y la banda izquierda, mientras que Omar Cummings esperaba por la derecha.

Mientras tanto, Dallas esperaba soltar algún contragolpe, aprovechando el factor sorpresa del colombiano Ferreira,  el hombre que hasta el minuto 20 parecía el más incisivo desde el sector central.

A los 24’ se produjo la jugada polémica del partido, cuando Casey fue derribado dentro del área chica por Jair Benítez, sin que el réferi Baldomero Toledo se decidiera a marcar el tiro fatídico. Poco después, Cummings acertó a pegar un cabezazo, aunque el balón terminó por sobre un costado de la portería de Hartman.

Poco después, Dallas reaccionó a través de Benítez, quien proyectó desde los tres cuartos de cancha para Marvin Chávez; el lateral hondureño centró para la llegada de Ferreira, quien empujó el balón para dejar sin chance a Pickens y subir el 1-0 parcial al marcador.

Ya en la segunda mitad, los Rapids salieron a empatar. Lo consiguieron al minuto 57, cuando Smith le ganó la marca a la defensa y soltó el balón para que Casey llegara con la marcación de Benitez; el balón quedó suelto entre el arquero y el defensor, y en segunda instancia el goleador vinotinto empujó con la derecha para emparejar los cartones.

Agrandado con la igualdad, Colorado se animó a empujar más y a los 62, en un tiro libre indirecto, Jeff Larentowicz soltó un zapatazo que se coló entre la defensa, y con la punta de los dedos Hartman envió al tiro de esquina.

En los diez minutos finales, Dallas se fue con todo sobre el área de Colorado, que hasta entonces continuaba con su cuadro inicial, aguardando quizás por la instancia de los tiempos extras. Pero a los 98 minutos, entró Kandji, quien resultaría determinante.

Cuando el resultado dependía más de un error que de una jugada ofensiva, la combinación de ambos factores le jugó la mala al cuadro texano al 107 - Kandji se filtró por la derecha y se llevó a Benítez y Ugo Ihemelu para disparar sobre la meta de Hartman, el balón pegó en la espalda de George John, para ir a morir al fondo de la red, y marcar el 2-1 definitivo.

Kandji saldría lesionado, obligando a Colorado a jugar los últimos minutos con un hombre menos. Ihemelu tendría el empate poco después, pero desaprovechó la gran habilitación de Ferreira al mandar su disparo a las nubes.

Sobre los 120', el defensor Drew Moor despejó un balón que parecía buscar la red de Colorado, cuando Jeff Cunningham disparó casi a boca de jarro. No había caso para Dallas, que observó desconsolado la celebración de los Rapids tras el pitazo final de Toledo. Colorado no ganó jugando bien, pero ganó a fin de cuentas, y es el flamante campeón de la MLS.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).