Wilman Conde (der) protege el balón ante el acoso del argentino Fabián Espíndola.

Photo Credit: 
Getty Images